miércoles, 26 de diciembre de 2012

Bohemia, solitaria y trovadora (Ester Mayorga)

Durante el año 2008, los Altibajos y yo cantábamos en "El Cuartito" todos los sábados por la noche. El Cuartito es un pequeño café ubicado muy cerca del parque central de Xela. Se llamaba así (y se sigue llamando así), porque era un lugar muy pequeño, pero era lindo para cantar. Siempre el ambiente era muy cálido, me gustaba mucho. Hoy el lugar ya creció y creo que bien podría llamarse "El Cuarto", jeje!

Bueno el caso es que uno de aquellos sábados, llegó junto a un amigo mío, con quien estudié en la universidad, una muchacha "casi rubia", alta, muy blanca, de ojos claros y que siempre estuvo muy atenta a lo que yo cantaba. Esa noche estaba yo cantando solo, sin los Altibajos y la pareja se quedó hasta el final (hasta las once de la noche más o menos), y se quedaron para saludarme. Creo que en realidad mi amigo quería presumir su compañía, pues me dijo  "Ester y yo fuimos novios" (qué bruto pensé, por qué ya no son novios!). Después de un par de preguntas y respuestas, caí en la cuenta de que ella, Ester Mayorga, era hija de un amigo mío, Víctor Mayorga.

Ella se mostró muy cortés y me pareció muy simpática y agradable. 
La noche terminó, yo cargué con mis "chivas"  y no pasó nada más.

Semanas después recibí una linda sorpresa!
Ester escribió a mi correo, comentándome sobre aquella noche en que nos conocimos y contándome también su gusto por escribir poesía. Yo confieso que nunca había escuchado su nombre como escritora, pero me causó mucha alegría volver a saber de ella y sobre todo en relación con ese asunto tan apasionante que es la poesía.

A partir de ese momento me interesé por conocer lo que Ester escribía, aunque no tuve muchas posibilidades, hasta que en marzo del 2009 apareció ella nuevamente, una noche en que cantábamos los Altibajos y yo, en Royal París y me regaló dos de sus libros de poesía: "Vida Disoluta, Pecado Original" y "Apariencias Ligeras, Súbitas Transformaciones". Con este último había sido premiada en agosto del 2008, por la Alianza Francesa, en el "XX Certamen de Poesía "Víctor Villagrán Amaya". Entonces pude conocer su poesía y darme cuenta de que en realidad había yo conocido a una persona que lleva la poesía recorriendo sus venas!
(sé que Ester escribió después el libro "Versos Monocromo" pero no lo conozco).

El correo electrónico nos sirvió para intercambiar ideas y emociones relacionadas con la poesía y con las canciones de la trova, que para entonces ya sabía yo que a Ester le gustaban.

Después, mediando agosto 2009, me propuso Ester cantar en alguna de las actividades que el "Club de Poesía Casa los Altos"  -en el que ella participaba- organizaba frecuentemente en el "Centro Cultural Casa Los Altos" (Xela). Acordamos hacerlo un jueves por la noche y recuerdo que esa fué una actividad muy rica para mí. Habrían 10 o 15 personas, ¡pero de aquellas que valen 1000! El ambiente muy íntimo, muy cálido, realmente lindo para cantar, para decir poesía, para encontrarse con las almas de la gente presente.
Canté mis canciones, conté sobre ellas, me emocioné con cada una y creo que los presentes así lo sintieron. Esa noche fuí profundamente felíz!

Ester preparó el anuncio que aparece a la derecha, para invitar a la gente que asistió a esa reunión.

Por mi parte, yo quise agradar también a Ester y durante un par de noches previas a aquel jueves, me dispuse a musicalizar uno de los poemas que encontré en aquellos libros que me regaló Ester y lo canté esa noche. Personalmente nunca había experimentado yo el encuentro con la persona que escribió un poema que yo musicalizara. Aquella fué "mi primera experiencia" (hasta hoy la única) y significó muchas emociones fuertes. Recuerdo que Ester dejó caer muchas lágrimas de emoción y me abrazó cuando terminé de cantar, mientras el resto de poetas aplaudían. Fué un momento lindo y yo supe que mi esfuerzo y el fruto logrado habían agradado a Ester. ¡El encuentro de la poesía y la música en una canción había ocurrido! 

El poema que escogí para musicalizar fué el que Ester llamó "Bohemia, Solitaria y Trovadora". A mí me pareció que ese poema era una especie de "auto-retrato", al "hacer cuentas" de lo que hasta ese momento yo conocía de Ester y por eso creí que era "el indicado" para cantarlo aquella noche. Este es el texto original del poema escrito por ella:

Bohemia, Solitaria y Trovadora
(EMMA)

Tendrás que cauterizarte algunas venas
para no desangrarte el alma
tu guitarra sin cuerdas, triste canto

gritas al mundo que has sido ciega
y has enmudecido

la moral te ha confiscado algunos poemas
no le basta con censurarte la conciencia
te quiere desnuda, pero te acusa de indecente
bohemia, solitaria y trovadora

no seas sincera
la verdad es de hielo y cenizas

tus pies no están descalzos
vagabunda de las horas
te fumas el tiempo y exhalas dolor

pero algunas veces
te hace bien la soledad

bohemia, triste, trovadora

La tarea de musicalizar algún poema acarrea también el trabajo de adaptar el texto a la música, porque la música es "matemáticamente exacta", mientras que en los versos libres la medida está en manos de quien escribe. El esfuerzo que se hace debe lograr mantener la esencia del poema. El riesgo que se juega el músico es cambiar esa esencia. Por supuesto, es un riesgo a la vez placentero... ¡que yo me jugué sin temor!

Yo tenía además la gran oportunidad de conocer la reacción de Ester inmediatamente después de cantar por primera vez aquella canción, así que el riesgo valía la pena!

Esta es la adaptación del texto que hice, y con el resultado Ester solamente me dijo: "qué lindo! me devolvió la vista!" (aludiendo al verso en que ella escribió  "gritas al mundo que has sido ciega" y yo lo cambié por "gritas al mundo que no has sido ciega").

Bohemia, Solitaria y Trovadora
(Texto: Ester Mayorga y Otoniel Mora. Música: Otoniel Mora)

Tendrás que cauterizarte algunas venas
para no desangrarte el alma
tu guitarra sin cuerda, triste canta
bohemia, solitaria y trovadora

la moral te ha confiscado algún poema
no le basta con censurar conciencias
te quiere desnuda, pero te acusa de indecente
bohemia, solitaria y trovadora

gritas al mundo que no has sido ciega
y has enmudecido
pero aún siendo siempre sincera
la verdad es un hilo
que separa el hielo de la hoguera

tus pies no están descalzos, ni hay camino
vagabunda de todas las horas
te fumas el tiempo y dolor es lo que exhalas
bohemia, solitaria y trovadora

pero algunas veces -tú lo has dicho-
te hace bien el hecho de estar sola
mujer que en el silencio escucha el canto de la nada
bohemia, solitaria y trovadora

bohemia, solitaria y trovadora
bohemia, solidaria y trovadora
bohemia, solitaria y trovadora
bohemia, solidaria y trovadora

Después ha pasado tiempo... ¿3 años?. Ester decidió viajar, buscarse... y al parecer se encontró, en otro lugar, donde hoy su poesía alumbró además a otro pequeño ser, que caminará de su mano y la de su padre, y quizá algún día conocerá esta pequeña historia, en que un poema y una melodía se encontraron para dar a luz una canción...  escúchela... 
Es solamente mi guitarra "Esperanza" (2 veces) y mi voz.



lunes, 3 de diciembre de 2012

Cosas Serias

En el año 1997, cerca del fin de año (como hoy) y por razones que trato de recordar en este solitario momento, estaba yo escribiendo "Cosas Serias"... 
¿En qué estaba pensando? ¿Qué pulga me andaba picando? Eso me he preguntado montones de veces que escucho o que canto "Cosas Serias". (La escucho cuando hago sonar alguna grabación de mí mismo, no hay más pretensión en eso... solo yo canto esta mi canción, querida, a veces aplaudida, parte de mi maleta, y almohada de muchas de mis intenciones de "cantautor"). 

Mucho pasaba a mi alrededor en aquella época, pero sobre todo, mucho pasaba dentro de mí. 
Y bueno, lo que he pretendido siempre (y pocas veces lo he logrado, digo yo...) es poner en palabras y notas musicales (es decir, canciones), eso que a mi alrededor o en mi interior me anda jodiendo, provocando sensaciones, pensamientos, inconformidades, miedos, rencores, alegrías, rubores, vergüenzas  tristezas y ese tipo de cosas, que por alguna razón caben algunas en la palabra "emociones" y otras en los noticieros...

Muchas veces quise hacer una "buena" grabación de "Cosas Serias" y lo logré hace varios años, en ANDES Producciones. Danilo Rodríguez hizo un "fastuoso" arreglo donde incluso llegó a grabar un trompetista de Totonicapán (un estudiante avanzado del Conservatorio de Música y trompetista de alguna orquesta de Toto, que aceptó grabar mi canción). Danilo grabó un lindo piano, una batería complicadísima para los bateriístas que conocíamos en ese tiempo, el bajo y varios otros sonidos. Yo canté (solamente eso). A estas alturas no recuerdo en qué año se hizo eso (solo creo que fué antes del año 2000) y tampoco tengo la grabación. Pregunté a Danilo hace algún tiempo y tampoco me dió buenas noticias. Ni modo, muchas cosas se han perdido de aquella época.

Ahora, atando hilos para escribir esta nota, recuerdo que la canción inició por una enorme "duda filosofal"!: ¿qué somos? y me sobrevino la respuesta!: "un montón de historias, trapos viejos, rencores y un poco de amor". ¿y eso sirve para vivir? pues debe ser, porque con eso "andamos recogiendo - cada cual con su poco de amor- las pocas esperanzas que el mercado nos dé sin dolor". Creo que con eso dejo claro que el mercado es una cosa jodida (o mejor una "cosa seria"), por lo menos desde mi humilde punto de vista, de ser humano que ha tenido que ver con el mercado, cada día de su vida, directa o indirectamente, pero sobre todo, inevitablemente... (probablemente como todos los demás!) y además, como hombre que ha vivido en esta época del mundo, en que el mercado se ha convertido en "la economía", en la religión, donde (parafraseando a Sabina), el "único Dios verdadero,  hace valer su nombre... el dinero". Eso es "cosa seria".
Pero ¿quién quiere hablar de eso? de las cosas serias es mejor no hablar, eso hay que dejárselo a los  políticos, que "sabrán qué hacer con la vida de nosotros"... jeje, hay que jugar con la ironía para soportar los días... 
De estudiante me tocó lidiar con el mercado, cuando sufrí los exámenes de micro economía... el CUNOC  fué testigo de aquel sufrimiento! (pero gané! ¿qué gané?)

Para no perder el hilo del mercado, la reflexión me llevó a darme cuenta de que en el mercado todo se vale, todo se vende si alguien compra. ¿por qué no la vida? ¿por qué no vender vidas? Los esclavos fueron mercancía que se vendía, fueron propiedad del señor feudal o de cualquier otro emperador en las viejas etapas de la historia de la humanidad. Pero hoy día, 21 siglos de civilización acumulados no han podido evitar que se trance con la vida humana (para no hablar de otras vidas...). Se compran y se esclavizan mujeres, niños, ancianos, para ser usados... pasa todos los días. Pero se compra y se vende de todo! No digamos las voluntades que se compran para lograr una "elección" política para ganar la presidencia de un país o "algo similar". Recuerdo que estábamos cerca de un proceso electoral cuando escribí esa estrofa que habla de "comprar vidas". Para mí esta es una "cosa seria".

Pienso que cuando yo estaba escribiendo "Cosas Serias" habría pasado poco tiempo de que una gran masa de familias guatemaltecas que se habían refugiado en el Estado de Chiapas, México (como uno de los derivados de la guerra que sufrió Guatemala), empezaron a volver al país. Recuerdo que el día que llegó el primer "contingente" de guatemaltecos provenientes de Chiapas y con rumbo a la incertidumbre (creo que iban rumbo a lo que hoy es Playa Grande o Ixcán, El Quiché), cantamos con el Grupo Kenchas en "4 Caminos", Totonicapán. Aquello fué una cosa muy emotiva. Rigoberta Menchú estuvo en la misma tarima que nosotros, para "dar la bienvenida" a los paisanos. Y bueno, los paisanos volvían al mismo lugar de donde partieron y yo cantando en primera persona me imaginé lo que podría pensar cualquiera de aquellos que se fueron años antes y regresaban: "ya se que nuevamente me encuentro en el mismo lugar, no se por qué pensé que las cosas podrían cambiar". Eso es "cosa seria".

Pero en fin "ya se que todo el mundo quiere siempre ganar, y con todas nuestras humanas imperfecciones eso nos hace "presa de nuestra libertad". Creo que el mercado es tan perfecto, que es capaz de mostrar y sacar a luz las imperfecciones nuestras, las de las personas. Para mí el mercado es una manifestación de nuestra naturaleza pura. Los seres humanos tenemos tantas necesidades para sobrevivir como los animales. Eso nos hace perseguir lo que necesitamos, arrebatarlo, quitarlo, acumularlo, esconderlo, intercambiarlo, venderlo, encarecerlo, especular con ello, engañar, enriquecernos. Mostrarnos (como dice el Sr. José Mujica, Presidente actual de Uruguay) como lo que verdaderamente somos. Por eso para mí, el mercado es salvaje, perfectamente salvaje, porque representa nuestro estado más humano, más animal. La civilización que proclama la humanidad y su desarrollo, está lejos. Esa no se logra desde nuestro estado puro, esa requiere de esfuerzos más allá de los que estamos acostumbrados a hacer. Requiere de reconocer nuestras imperfecciones y de aceptar que el resto de humanos también buscan lo mismo, y que por tanto, bien valdría hacer las cosas entre todos, repartiendo responsabilidades, derechos y beneficios, de forma superior a la simple competencia por lograr más que el otro. ¿se podrá? "todo el mundo quiere siempre ganar" y terminamos siendo "presa de nuestra libertad". Eso es "cosa seria".

Y bueno... pasan tantas cosas. 
Muchos niños, niñas se conciben, nacen, crecen, sin amor. 
Después nueve meses a algunas niñas que aún no cumplen muchos años ya se les llama "mamá". Después de un par de años, su propio hijo/hija también lo hará...
Y que pasen las cosas! en el camino se arreglan las carretas. 
10, 12 años después, las pandillas que ahora tienen apodo de "maras" juntan a muchos de aquellos niños/niñas que nacieron así, les "protegen" la piel con tatuajes y les hacen aprender el oficio de la violencia... y en el camino las carretas siguen sin arreglarse... Ni modo ¿qué hacer? Esto es una cosa seria! otra cosa seria!

Y pasan tantas cosas digo... y se dicen tantas otras. Por ejemplo, que Guatemala es un país enormemente rico! con recursos naturales únicos, con una ubicación increíble, envidiable. Con mucho potencial. Creo que sí. Sin embargo lo más abundante aquí es la pobreza. La miseria abunda. Se capitaliza! se acumula! Creo que esa es la verdadera riqueza de nuestra sociedad! "Cosa seria" también. 

Pero volviendo a los recuerdos que voy encontrando de aquel diciembre del 97, cuando escribía yo "Cosas Serias", sé que mis niños eran pequeños (habiendo nacido en el '91, '93 y '95), pero ya con el naciente gusto por la pelota y las patadas. Y las patadas era precisamente lo que había que prevenir porque aquellas "chamuscas" de fútbol con facilidad terminaban en pleito si no arbitraba su "ecuánime" papá: yo! "Cosa seria" eso del fútbol "familiar". 

El mismo fútbol -pero visto en la tele- me hizo saber de lo que podría ser capaz la mitad de mi vida si yo no aprendía a balancear la tele con la vida! Aclaro que el "Ronaldo" que menciono en "Cosas Serias" es el brasileño, el gordito (o gordote!) y no el presumido que modela hoy para las cámaras de televisión cada vez que mete un gol. De que los mete, los mete, pero todo lo grande que eso lo hace, se vuelve invisible para mí como premio a su pedantería. La humildad entonces es una "cosa seria" que muestra nuestro verdadero tamaño.

Y finalmente, los "Súper Chivos" del Xelajú M. C. (Mario Camposeco), me regalaron la idea de la última estrofa, cuando después de haber logrado ser campeones nacionales por tercera vez (en 1996) empezaron a perder partido tras partido... y me dí cuenta que "el fútbol juega con nuestra felicidad" y eso es "cosa seria".

Así me explico hoy día esta mi canción... y así se las cuento.

Este es el texto:

Cosas Serias

Texto y Música: Otoniel Mora

25 de diciembre de 1997


Ya no es ningún secreto
que somos tan solo un montón
de historias, trapos viejos
rencores y un poco de amor

Que andamos recogiendo
- Cada cual con su poco de amor-
las pocas esperanzas
que el mercado nos dé sin dolor

Ya se que no es momento
Nunca para hablar
De cada cosa seria
que nos toca lidiar

ya se que en estos tiempos       
las vidas se pueden comprar
no se por qué recuerdo
en la historia, algo muy similar

ya se que nuevamente
me encuentro en el mismo lugar
no se por qué pensé
que las cosas podrían cambiar

ya se que todo el mundo
quiere siempre ganar
ya se que somos presa
de nuestra libertad
Ya se que ese muchacho
que anda solo, no se quiso casar
y se que hay una niña que a sus años
Ya le dicen mamá

Ya se que cosas serias
no debiera siquiera pensar
que la carreta avance
y las ideas habrán de llegar

Ya se que la miseria
Siempre ocupa un lugar
Ya se que es la riqueza
De nuestra sociedad

Ya se que cuando escuche     
un llanto, debo dejar de cantar
mis niños empezaron el juego
y habrá que arbitrar

Ya se que la mitad     
de mi vida me quiere matar
Por causa de la tele
En que Ronaldo volvió a anotar

Ya se que el "súper chivos"
Solo pudo empatar
Que el fút-bol juega con
nuestra felicidad


Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de cantar en una reunión social, Gabriel Rodríguez (percusionista) y su hermano Danilo Rodríguez (pianista y arreglista, el mismo que hizo el arreglo y grabación de "Cosas Serias" hace más de 10 años (y que hoy no encuentro por ningún lado!) y yo. Les pedí que cantáramos "Cosas Serias". Prácticamente la improvisamos después de tantos años de no cantarla juntos. Hoy día Danilo está muy interesado en el "jazz" y el sonido de su piano lo demuestra. La percusión de Gabriel complementa perfectamente el momento y muestra la energía que sentíamos. Así que yo padecí al inicio para empezar a cantar! pero no me importa mostrar eso, porque la oportunidad de haber cantado con "los dos Rodríguez" es para mí muy valiosa. Seguramente usted coincidirá conmigo cuando escuche el piano y la percusión que quedó perpetuada en esta grabación. Yo simplemente canté (a como pude!) y toqué la guitarra y el efecto del viento/voces que se escucha.

Acá está la grabación, no es perfecta, pero espero que usted la disfrute como yo...


Gabriel Rodríguez - Percusionista
Danilo Rodríguez (pianista) y yo

sábado, 1 de diciembre de 2012

Festivalito de Poesía en Xela...


El viernes 23 de noviembre por la mañana recibí una llamada telefónica. Creo que nunca habíamos hablado por ese medio (tan moderno, el teléfono celular!), Nelton Santiago y yo. 
Era una llamada de emergencia! Nelton tenía un problema y pensaba que yo tendría la solución!
No sé si lo que encontró fué una solución, pero yo encontré una oportunidad. Una oportunidad para cantar ese mismo día (pero por la noche, en Xela, a las 19...).

No dejé pasar la oportunidad, ni siquiera lo pensé cuando me preguntó si podría cantar en Casa No'j esa noche, le dije que sí y no me arrepiento. Pero antes de que me dijera de qué se trataba su llamada y cuando dijo algo así como "quiero pedirle un favor", fué aclararle rápidamente: "pisto no tengo!", jeje... y reímos los dos!

Bueno, se trataba de una emergencia porque esa noche estaba programada la presentación del Libro "Versos Negros de Mujeres Blancas", de Nurya González, aunque no recuerdo si Nelton me mencionó todo eso y yo no conocía a Nurya en ese momento (ahora sí!). Nelton me dijo que estaba programado el inicio del Festivalito del Club de Poesía de Casa los Altos de Xela, y bueno, a mí lo que tiene que ver con la poesía y la poesía misma, siempre me jala de los hilos de adentro!
Por eso no lo dude y me apunté para cantar en el inicio del festivalito (recuerdo que hace unos años, Ester Mayorga me invitó a cantar una noche a Casa los Altos, creo que para el Club de Poesía, donde Nelton está involucrado hasta el pescuezo! fué linda esa noche de jueves...), aunque en realidad fuí de suplente al inicio del Festivalito de Poesía, porque alguien que cantaría esa noche, por alguna razón no pudo y ir felizmente a Nelton se le ocurrió que yo podría suplirlo (y la verdad, creo que no lo hice mal!).
Cuando se trata de cantar a mí no me preocupa si soy el plan A o el plan B, en realidad ni me doy cuenta de eso... 

Nurya González y yo 

Bueno, esa noche me dejó mucho. Conocí a Nurya y quedé muy impresionado por su poesía. No conocía previamente sus letras y aunque hoy conozco solo lo que escuché esa noche, cuando ella misma leyó algunos poemas de su libro (que enmedio de la emoción yo no compré!), puedo decir que su poesía es fuerte, sin tapujos y directa. Pienso que ella se refleja mucho en lo que escribe. Eso para mí también es impresionante. Seguramente leeré más de lo que ella escribe y entonces podré decir algo más, quizá sin tapujos y directamente. 



Pero apunté que la noche me dejó mucho, y realmente fué mucho. Me dejó la emoción, la fuerte sensación de cantar frente a gente que realmente está escuchando lo que dicen las canciones. Lo veía en sus caras, en sus ojos, en sus gestos. Lo supe también cuando después de cantar, algunas de las personas que estuvieron allí sentadas me hicieron algún comentario.

También me dejó esa noche el nacimiento de nuevas amistades, de las que a mí me gustan! (de artistas!). 
Conocí a Hugo Gordillo, que esa noche comentó el libro de Nurya, junto a María Elena Marroquín. Me encontré por primera vez con Gloria Wellman Zuñiga, con "Alejso" Luis Chacón y creo que aún en la distancia pueden ir creciendo estas amistades por las cosas sensibles que podemos tener en común e ir descubriendo posibilidades. En una de esas encontramos algún proyecto común...

Volví a encontrarme con un paisano mío, el señor Víctor Marroquín, a quien conocí en bus, probablemente en el año 1982! (No sé si él recuerda ese detalle, pero ahora lo tengo clarito!), y lo encontré del brazo de doña Elena Rodas de Marroquín, que esa noche exponía sus pinturas en la misma Casa No'j. Me encontré con el "mago Calidasa", que me hizo recordar otros tiempos... en fin, esa noche fué linda!

Nurya y yo con nuestra nueva versión de "Créeme" (de Vicente Feliú)
Pero el momento cumbre fué después de terminada la presentación del libro de Nurya, cuando ya bajo "términos informales", volvimos a encender el equipo de sonido para cantar otra vez (algo así como eso que llaman "after pary") y Nurya me propuso cantar juntos "Créeme" de Vicente Feliú. 
Esa noche nació una nueva versión de la canción! 
(...que lamento que no quedara grabada).

Lectura de Poesía en el Parque Central de Xela 
Lo que lamento (también) es no haber podido seguir al grupo de poetas durante el Festivalito, que les llevó a leer su poesía durante el fin de semana por los parques, calles, escuelas y algún otro lugar de Xela. Eso me recordó las largas jornadas musicales que hicimos con los Kenchas durante muchos años y alguna vez con otros músicos de Xela, tanto en Xela como en Panajachel, Antigua, Tapachula... por los parques y calles.

Creo que hay que aprender de este grupo de poetas que se "avientan" a la calle con el único amparo de su poesía, pero con la convicción de que hacer eso podrá moverle la fibra a alguno de los transeúntes que aparezcan y con ello habrán logrado cumplir con el compromiso "del amor de sus huesos y su sangre"...



Nelton Santiago, uno de los
motores del Club de Poesía
Casa Los Altos

domingo, 4 de noviembre de 2012

El Blues del Desengaño

Guatemala ha vivido una historia jodida, "si no es crudo es quemado" como dice el dicho. Largos períodos de gobiernos militares han marcado gran parte del siglo XX, hasta llegar en los años 80's, a la "era democrática". ¿Resultado de la firma de la paz? 
Tras 30 años de conflicto armado interno, la población guatemalteca esperaba con ansias aquella época democrática. Creo que en toda Latinoamerica, países que hubieran sufrido guerra interna o no, han buscado de la misma manera alcanzar esa forma de organización política y de gobierno.

A nosotros "nos llegó" la democracia y digamos que "aprender esa nueva forma de vivir" lleva su tiempo... y también sus desengaños. 
El gobierno de Alfonso Portillo fué el quinto de "nuestra era democrática", entre el 2001 y el 2004. Ya antes habían iniciado dicha era, Vinicio Cerezo ('87); Jorge Serrano Elías ('92, con el que la democracia se puso otra vez en riesgo!);  Ramiro De León Carpio ('94, EPD); y Álvaro Arzú Irigoyen ('97). No hay uno solo de ellos que se pueda salvar de alguna acusación de corrupción, ineptitud, malversación, robo, prepotencia, abusos o cualquier cosa parecida, estoy seguro de eso.  Es decir... son políticos.  Igual pasa con los que siguieron después, Oscar Berger Perdomo ('05); Álvaro Colom ('09) y el actual Otto Pérez Molina ('13). 

Pero bueno, esta no es una columna de análisis histórico, ni político, ni económico, es solo un apunte breve para contextualizar mi canción "El Blues del Desengaño", así que les cuento, estos son los desengaños que sufrimos con aquel gobierno "democrático":

En el 2003, el último año de gobierno de Alfonso Portillo, se habían acumulado ya varias cosas "grandes" en su contra, que hacían ver que esos años de su gobierno habían sido nefastos para el país (con esto no digo que fué ni mejor ni peor que los otros, solo ocurrió que en ese año nació mi canción). 
"Poncho" Portillo, era ahijado político de uno de los personajes que más tristeza causa recordar: el General retirado Efraín Ríos Mont, quien lo apodó "el pollo ronco", por la "particular sonoridad de su voz" y porque era un "joven" político (pollo) cuando lo conoció. Fué a la sombra de Ríos Mont, que Portillo logró hacerse presidente (cuando Ríos Mont era Presidente del Congreso), después de cambiar en el espectro político del país, de la izquierda moderada a la extrema derecha, como todo "buen político". 

MI canción nació cuando "nos preparábamos" para las elecciones del 2004, que a la postre ganó Oscar Berger. Recuerdo que la cantaba en cualquier lugar en que tuviera oportunidad, en mi intención de "hacer conciencia" a la gente, sobre lo que pasaba... jeje, yo siempre envuelto en causas perdidas...

"El Blues del Desengaño" empieza entonces con una pequeña conversación entre Poncho y Ríos Mont (el "chafarote", en Guatemala usamos ese mote para nombrar despectivamente a los militares de alto rango), en que Portillo le plantea cómo están preparados los próximos desfalcos a la nación... 

Entre aquellos grandes problemas ocurridos en ese gobierno, se recuerda a los famosos "bancos gemelos" (que después fueron 3! Empresarial, Metropolitano y Promotor, que intervenidos por la Junta Monetaria, le costaron al gobierno 190 millones de dólares al cambio, para "re capitalización"!). El Ministro de Finanzas fué obligado a dimitir, cuando criticaba aquella operación.

La subida al IVA al 12% provocó que agosto del 2001 se convirtiera en un mes lleno de protestas y manifestaciones. Eso llevó al Gobierno a declarar "Estado de Sitio" en el Departamento de Totonicapán! (y de por ahí me recordé recientemente de esta canción, para desempolvarla...).
De la cárcel de Pavón se conoció una numerosa y "extraña" fuga de peligrosos reos, sin precedentes, un mes de diciembre, la víspera de navidad. Personajes relacionados con el gobierno desaparecían de la justicia...

Los ex-patrulleros civiles recibieron con agrado la decisión gubernamental de que serían recompensados en efectivo, por todos sus esfuerzos por mantener la seguridad de sus comunidades durante la época de guerra. Una gran cantidad de hombres se apuntaron a la lista de las ex-patrullas civiles para recibir aquella compensación, que después se volvería una tremenda carga financiera para el país, pero que en su momento sumaban una fuerte cantidad de votos, en la preparación de la candidatura presidencial del General Ríos Mont (que felizmente nunca prosperó! por decisión del Registro de Ciudadanos).

Al magisterio nacional, un gremio temido por todos los gobiernos por su capacidad de paralizar al país cuando han querido mostrar su desacuerdo o sus demandas laborales y salariales, le fué concedido más de un aumento salarial y se modificó la ley del escalafón, reduciendo de cinco años cada escalón, a cuatro. Coincidentemente, la mamá del Pollo era maestra en aquel tiempo...

Los programas de jubilación y seguro por enfermedad del privatizado Instituto Guatemalteco de Seguridad Social -IGSS- se vieron saqueados horriblemente, y la plata pudo servir para iniciar la campaña política de Ríos Mont, o quién sabe para qué, pero desapareció!

La población estaba desesperada, el gobierno presumía de la "estabilidad macro económica" del país, pero nadie sintió esa estabilidad en sus bolsillos, y la confrontación abierta que Portillo mantuvo con los sectores económicos poderosos le condujo finalmente a salir del gobierno, casi por la puerta de atrás. Después vino Berger... y la cosa no mejoró, en muchas cosas incluso empeoró!

Hoy día, Alfonso Portillo está condenado a la extradición hacia Estados Unidos...

Este es "El Blues del Desengaño", cantado en vivo recientemente... más adelante puede escucharse un nuevo arreglo, que pude hacer este fin de semana, desempolvando la canción, mientras recuperaba mies pies de una "intervención médica".

Presumo entonces diciendo que esta es una "canción histórica".
Este es el texto...
El Blues del Desengaño

Texto y  música: Otoniel Mora

Domingo 25 de mayo del 2003


“Mañana
si todo sale como está previsto
tendrá en sus manos cada quien su pisto
y brindaremos por nuestra salud”

“Las cuentas
Las tengo al día y están revisadas
toda la gente ha sido engatusada
y todos creen en nuestra virtud”
  
 Así escuchaba el “chafarote”
que le explicaba el gobernante
 “si usted me cuida bien la espalda
yo le aseguro que nada falla”

“Dos bancos
un ministerio y muchos presidiarios
ahora seremos multimillonarios
ahora podremos sonreír”

 “Seguro
las ex patrullas van de nuestro lado
callemos pronto a todo el magisterio
y saquemos plata del IGSS”
 Así eran los planes de “Poncho”
que proyectaba a corto plazo
“qué maravilla, qué negocio
hacer gobierno es un descanso!”

Pero los tiempos van cambiando por fin
la muchedumbre poco a poco hace “clic”
y hoy a nosotros nos toca decidir
cómo cambiar esta realidad

Corrieron
muchas noticias y muchos rumores
alguien dijo en la tele “¡son los peores!”
“casi nos quieren desnudar”

y el pueblo
está sufriendo un nuevo desengaño
pero esto nos pasa cada cuatro años
vaya manera de votar

 Si todo el pueblo está cansado
algún remedio hay que ofrecerle
 ni con caldo ni pollo asado
con algo fuerte, ¡que se muere! 

Aquí el nuevo arreglo... 
Estoy muy contento con el trabajo que pude hacer! todos los sonidos que se escuchan han sido hechos y grabados por mí. Espero que "disfruten" escuchando un poco de historia... cantada.  Salú!

domingo, 21 de octubre de 2012

Totonicapán (Chuimekená)


La verdad es diferente, depende de quién te la cuente…
Por eso hay muchas verdades, por eso hay muchas mentiras…

Pero hay una verdad innegable. 
Hay una mentira imposible. 
Hay en la memoria –aunque quizá no en la historia- muchas cosas ciertas, que no se conocen bien hoy, pero que causaron heridas que no cicatrizan. Además “las cicatrices no ayudan a andar”.
La exclusión, la marginación, la discriminación, el racismo, existen y persisten en este país plagado de males. Y todos esos males salen a luz mostrando muchos síntomas: pobreza, ignorancia, enfermedades, explosión demográfica, violencia, y un montón de etcéteras.

Pero cuando se nos olvida que detrás de todos esos males y de todos esos síntomas está la gente, la crisis es inevitable, porque por la “necesidad” de acabar con esos problemas se puede pasar encima de mucha gente. ¡Peor si el remedio es violento! 

La población guatemalteca en sus grandes mayorías sufre cotidianamente estos problemas... de forma callada. Las cosas se agravan, se ponen más difíciles y la gente sigue en silencio. Nos cae una nueva "reforma tributaria" (para poner un solo ejemplo), que a las claras aprieta de la clase media para abajo sin misericordia, y nos callamos...

Pero "callarse" no es algo que haya pasado por la mente de la gente de Totonicapán. La Organización de los "48 Cantones" durante 11 años ha estado planteando a DEOCSA (la empresa de Unión Fenosa que comercializa la electricidad en el occidente de Guatemala), una negociación de sus precios y cobros excesivos, cada vez más inaccesibles, pero el diálogo "se cerró". (mi fuente es fidedigna!).

Los "48 Cantones" no son solo una "entidad" que se dedique a "provocar líos", al contrario, esa organización que responde a la manera consuetudinaria de ver el mundo desde la óptica Kiché, ha sido responsable de conservar, manejar, renovar y proteger el bosque más importante del país, después de la maltratada selva petenera. Es en Totonicapán donde se conservan las fuentes de los grandes ríos Chixoy, Guacalate y Motagua, que dan vida y energía al país, a través de sus largos recorridos en que irrigan grandes extensiones de producción agrícola y generan electricidad (la misma que después se paga cara!), al alimentar importantes hidroeléctricas.
Tan codiciadas fuentes energéticas estarían quién sabe cómo, si la organización comunitaria más importante del país -Los 48 Cantones- no hicieran esa invaluable tarea.
Igualmente, en la problemática socio-económica de Totonicapán, los 48 Cantones juegan un papel muy importante.

Y bueno... el precio de la electricidad, la inminente instalación de nuevas explotaciones mineras, las reformas constitucionales anunciadas, las reformas educativas, entre otras, con el ingrediente de un diálogo interrumpido con DEOCSA, llevaron a Los 48 Cantones a plantearse la realización de una protesta pública interrumpiendo el paso en la carretera interamericana. Lamentablemente, este recurso de "taponear" las carreteras es prácticamente el único mecanismo que poseen las clases populares para hacerse oír y llamar la atención de los sectores del gobierno. Así que eso hicieron, el día jueves 4 de octubre del 2012. El punto: Alaska, en el kilómetro 171, al occidente de Guatemala.


Que cualquiera tape una carretera importante un día, causa problemas, seguro que sí. 
¡Entorpece tantas cosas! ¡causa dolor! ¡interrumpe el curso normal de la economía! ¡afecta la vida!

¿Y qué hay de las carreteras que tanta gente ha tenido tapadas por toda su historia? ¿La carretera de la educación? ¿La del empleo? ¿La de la salud? ¿La de la igualdad? ¿La de las oportunidades? ¿La del progreso? ¿La del desarrollo? carreteras importantes también...
¿Habrá sido inmune la gente al dolor? ¿Seguirá “indolora” para toda su vida y seguirá silenciosamente aguantando? ... yo sé que no, ya se ha manifestado.

Aún sabiendo que interrumpir una carretera es en contra de la legislación guatemalteca (debido a que el derecho de la locomoción es un derecho constitucional) muchas carreteras en Guatemala se han visto interrumpidas muchas veces por grupos interesados en hacer planteamientos al gobierno. Tapar una carretera es tocar un punto sensible del país, igual que en cualquier otro país donde también se observan tales manifestaciones. 

La crisis llegó aquel día cuando, para disolver la manifestación se activaron las fuerzas de seguridad y también el ejército. Así, el control de la situación se volvió violento y paradógicamente, sin control. El resultado: 6 muertos en el lugar, más de 30 heridos, y por lo menos 3 muertos en los días subsiguientes. Todos los muertos eran miembros del grupo manifestante y la mayor parte de los heridos también. Algunos heridos son parte de la policía nacional. 

("Lo más terrible se aprende en seguida y lo hermoso nos cuesta la vida". Silvio Rodríguez).

Me pregunto quién podrá pensar en reprender a su hermano, a su hijo, a su familia, a balazos, para que corrija su conducta. Creo que eso no lo piensa cualquiera. Hay que estar "preparado" para actuar así, es decir, estar entrenado para disparar a mansalva, sin pensar en las consecuencias, habiendo en el lugar tanta gente manifestante, como gente que viajaba y quedó varada en el lugar. 

Entonces acá nacen preguntas importantes: ¿por qué "controlar" una protesta popular con armamento de guerra? ¿con el ejército? ¿por qué no mantener el diálogo o proponerlo, en lugar de hacer una demostración de fuerza?

Lo crítico es pensar -como respuesta- que esa manera de controlar una manifestación no sea "fortuita" sino sea parte de una "política" de estado. Los antecedentes recientes dan tristemente la pauta para pensar así: Heridos y muertos en Barillas, Huehuetenango; San José del Golfo y San Pedro Ayampuc, Guatemala; San Rafaél las Flores, Santa Rosa.

Una Organización como los 48 Cantones es una muestra de una forma alternativa de convivir y trabajar por el entorno en que se vive. Sin embargo, puede ser vista desde arriba como una entidad que pueda poner en "riesgo" al sistema predominante. ¡Eso resulta tremendo! Ver de esa forma a una organización local que contribuye de manera positiva en varios planos de la sociedad, solo muestra la intolerancia y la ignorancia que caracteriza muchas de las "relaciones entre clases" que posee nuestro país. 

Somos una nación enormemente rica, pero condenada a la pobreza y al sub-desarrollo, porque creo que no cumplimos con la tarea inicial de un país: sabernos y entendernos como una única sociedad y aprender a vivir en comunidad.  Nuestra diversidad debe entenderse como riqueza, no como obstáculo. No hay “razas” mejores ni peores, solo hay mentes más abiertas y otras más cerradas, unas más amplias y otras más egoístas, unas más humanas y otras más metalizadas, unas más comunitarias y otras más divisionistas. Mientras se mantenga la creencia de que acá hay buenos y malos y nos partamos en bandos, difícilmente podremos caminar como país.

("Los blancos huesos de un muerto pueden ser de un negro o de un blanco. Si la muerte no discrimina, que la vida tampoco lo haga". Rubén Blades).

Una muestra de que en nuestro imaginario nos sabemos diferentes, es que la gran mayoría no se dá cuenta de que los resultados de una protesta no son exclusivos para quienes se manifiestan (salvo la muerte, como en el caso de Totonicapán). Cuando Totonicapán se manifestó el 4 de octubre, no lo hizo para obtener beneficio para ellos solamente, sino para la población guatemalteca. Cuando ellos protestaron, lo hicieron también a nombre de toda la gente que nos quedamos callados. 
Repito que la población calla -por ejemplo- aún y cuando entendemos claramente que la entrega de riquezas por regalías risibles, como en la explotación minera, es nociva para toda la sociedad. ¿y? de esa manera cualquier cosa puede pasar en nuestro país, que toda la gente estará "bien gracias"...

Muchas cosas deberían ocuparnos como sociedad, porque todo nos afecta a todos. ¿Alguien sabe qué pasa con la Ley Anti corrupción? ¿Será aprobada alguna vez?

En fin, la crisis que ha vivido Totonicapán y que acarrea muchas secuelas, es una crisis nacional. Si no la vemos así deberíamos pensar seriamente en nuestra identidad como guatemaltecos. El futuro de una nación es producto de lo que su pueblo haga en el presente. Nuestra cooperación o nuestra segregación será la causa de nuestro mañana. Las leyes, los cambios, el progreso, será posible, en la medida en que lo hagamos posible desde hoy.

Me tomé la libertad de decir todo lo anterior, porque lo pasado durante los 18 días que han transcurrido después del triste 4 de octubre, me ha hecho pensar profundamente sobre lo que somos. Tengo claro que con lo que digo o escriba poco puedo lograr, incluso puede ser que consiga solamente el rechazo de algunas personas, pero espero dejar alguna mínima posibilidad de reflexión. 

Todo esto me llevó a escribir desde el viernes 19 hasta hoy (22) esta canción que presento en seguida (aunque confieso que he pasado muchos días y noches pensando en que debería escribir una canción sobre todo esto). Ahora se me dió y aquí está. 

Este es el texto y más abajo se puede escuchar.


Totonicapán       
Texto y música: Otoniel Mora
19-22/10/2012

Hay que ver como la historia se repite
Otra vez las mismas bestias nos envisten
hay que ver que la memoria nunca olvide
y evitar que la sonrisa se marchite

un pecado cometido en la gran vía
castigado con la muerte de seis vidas
y otras más que se derrumban sometidas
por la fuerza de inclementes genocidas

Los caminos que conducen al futuro
No están hechos solo de cemento duro
Se construyen cuando el cielo no es oscuro
Y el gobierno es una luz y no es un muro

en aquella cumbre en que el sol
aquel día lloró
un pueblo lastimado fue
aquel que no calló
el que por todos reclamó
su sangre derramó
su sangre derramó



Hay que ver de dónde nace la violencia
Si de abajo, donde se vive en pobreza
O de donde se rebalsa la riqueza
Que asegura su lugar usando fuerza

Los negocios que se gestan a escondidas
Y malvenden esta tierra con las minas
Nos golpean con la historia repetida
De entregar por un espejo tanta vida

Mientras valga más el oro que la gente
La salud, la educación, serán ausentes
Y el mañana será igual que éste presente
Sin no cambia la visión de un gobernante

en aquella cumbre en que el sol
aquel día lloró
un pueblo lastimado fue
aquel que no calló
el que por todos reclamó
su sangre derramó
su sangre derramó




Este octubre me ha quedado en la memoria
Me hizo ver que en este viaje falta tanto
Pero el camino que moja nuestro llanto
No ha de ser ninguna línea divisoria

Ser indígena y ser pobre en propia tierra
No es delito ni es razón para la guerra
Para que el pueblo no pierda su esperanza
Oro y gente no han de estar en la balanza

Este tiempo tan cargado de tristeza
Me recuerda que aquí todo el pueblo olvida
Y que hay tanta gente con hambre en su mesa
¡No lo olvide la memoria colectiva!

en aquella cumbre en que el sol
aquel día lloró
un pueblo lastimado fue
aquel que no calló
el que por todos reclamó
su sangre derramó
su sangre derramó
Totonicapán



Esta es la grabación que logré hacer hoy mismo. Todos los sonidos fueron hechos por mí. Yo soy el único responsable de todo lo que en ella se escucha.


Acá algunas direcciones con información y análisis de la crisis en Totonicapán.