viernes, 29 de marzo de 2013

Cajita de Música para Daniela...

Daniela Irene nació hace 18 años, el 29 de marzo. 
Es mi hija. La tercera personita que carga con mi herencia. 
A sus 17
Hablo de la herencia que la sangre deja y de nada más. Es lo que tengo realmente claro cuando la veo, cuando la descubro y la conozco, cuando me veo en ella. 
Es quizá, de mis tres hijos, la que se quedó con la mayor parte de mi personalidad. La que conoce mi forma de ser, la que sabe por dónde me escondo, por donde me encuentro, por donde camino... y entonces temo, me da miedo que le toque también caminar algunos caminos que he sufrido yo... pero confío en que igual que yo, descubra las rendijas que alumbran la oscuridad o invente alguna chispa para iluminar e iluminarse...

Sé que nació un día miércoles (lo averigüé con una computadora!), y recuerdo que fué por la tarde, ese día de marzo de 1995, en Xela. Ya habían nacido Edson René y Sergio Javier, cuatro y dos años antes. Desde siempre había querido tener una hija y después de dos hijos, pensaba que no llegaría una niña... pero llegó!
Era la última posibilidad de que naciera una niña, pues Carolina -su mamá- había sufrido ya dos cesáreas y con Daniela serían tres! el extremo!

Por supuesto, todo fué diferente desde que llegó Daniela. 
No sabíamos cómo cuidar a una niña!
A sus 15 años.
Cuando la bautizamos, alguien que estaba cerca, al oír el nombre que habíamos escogido dijo: "Irene significa Paz", porque ella se llama "Daniela Irene". Yo había escogido el nombre "Irene" desde mucho antes y sentí mucha felicidad cuando pude dárselo a ella. Aunque cotidianamente nosotros le llamemos "Daniela" o "Dany", desde aquel entonces sabemos que "Irene" significa Paz y no dudamos que eso sea cierto, porque esa es la actitud de Daniela en todo.  Cuando ella está, las cosas están siempre en paz, pero alegres! Su sentido del humor es agudo y fino. Siempre nos hace pensar y reír. Las palabras alcanzan sentidos nuevos y diferentes cada vez, porque ella está atenta a lo que pase y a lo que se pueda inventar. Me gusta su actitud siempre "chispuda"!

Un dibujo de Daniela.
Desde pequeña mostró que le interesaba el arte. Así dejó todas las paredes de la casa con su marca personal. Pero eso se transformó en premios, cuando participó en algunos concursos de dibujo y pintura. Ganó el primer lugar dos veces y llegó a la casa cargando un trofeo más grande que ella!
Hoy ya dejó de pintar las paredes pero sigue mostrando su gusto por las artes plásticas y las manualidades.  Pienso que por eso y por seguir los pasos de su mamá, decidió hacerse Maestra para Párvulos y este año obtendrá su título.
Me doy cuenta que disfruta todo este proceso de aprendizaje de su profesión. Me parece que encontró su vocación personal, porque siempre nos cuenta con alegría sus avances, sus descubrimientos, sus experiencias con los niños pequeños que ahora son "sus alumnos", pero también nos comparte sus conflictos y sus necesidades de búsqueda e inquietudes.


¡El payaso "Colorín", inventado por Daniela!



Su cumpleaños número 12
También ha mostrado aptitud hacia la música. Eso me hizo pensar que podría formarse académicamente (lo que yo no pude hacer). Así que cuando cumplió 12 años le regalé una flauta y estudió en el Conservatorio de Música de Xela por algunos días o semanas, no recuerdo bien. Pero después de un corto tiempo me dijo abiertamente que no quería estudiar música, que le gustaba, pero que no era lo que quería hacer. Así que la flauta se quedó guardada... quizá en algún momento la retome otra vez. A mí me pasó igual con la guitarra. Algunas épocas la abandoné, para buscarla más adelante otra vez, hasta que ya no me pude despegar de ella. 
Su brazo derecho...

Ese mismo año, el 23 de diciembre, "colaceando" en su bicicleta se cayó y se fracturó el antebrazo derecho. Sus dos huesos (cúbito y radio) quedaron partidos totalmente. 
Eso ocurrió cerca del medio día, Carolina (su mamá) y yo estábamos en el mercado y solamente estaban sus hermanos en casa, que "aplicando" sus conocimientos de "boy-scouts" usaron la tapadera de una olla para apoyar su brazo, mientras la llevaban a la casa. Era una cosa horrible lo que estaba pasando... y después de un par de horas en un hospital, terminó con su brazo enyesado, con lo que vivió alrededor de seis semanas. Su brazo quebrado era el derecho, el que siempre usó para todo. Eso le hizo aprender a escribir con la mano izquierda y después de aquel accidente se había vuelto ambidiestra!

Más adelante, Daniela conoció a uno de sus grandes amores... una gata!
Balina Mora
Edson (mi hijo mayor) apareció un día de tantos (o una noche, no me acuerdo), con una gata que encontró solitaria por la calle. Balina (la gata) se adueñó de nuestra casa y de nosotros. Se hizo parte de nuestra familia y Daniela estableció una "profunda amistad" con ella. Balina llegó embarazada y después de unas semanas nacieron cinco gatitos, que Daniela -con mucho dolor- debió regalar...

En la escuela Daniela nos regaló el orgullo de portar la Bandera, como premio a su rendimiento escolar (y no sé dónde está la foto!)
Recuerdo que viajamos a Las Verapaces cuando Daniela estuvo con el brazo enyesado. El yeso le impidió nadar en Semuc Champey y caminar solo unos pocos metros en las Grutas de Lanquin, pero no nos impidió nunca estar juntos.
En Semuc Champey, aunque no se mire el agua...

Edson René, Daniela Irene y Sergio Javier
a los 15 de Daniela

Llegaron luego sus quince años, que celebramos con la familia y algunos amigos. En la foto de la derecha aparece Daniela con sus dos hermanos: Edson y Javier.

Yo mientras tanto, encontré unas notas musicales que quise regalarle y que cuando las tocaba me parecía que era el sonido de una cajita de música. He tocado muchas veces en casa, para Daniela esta "Cajita de Música" y es lo que hoy le regalo "otra vez", después de haberla grabado "artesanalmente". Escúchela, mientras yo le deseo felíz cumple-años a mi nena!


(Todos los sonidos fueron grabados por mí: una guitarra de cuerdas de nylon, una guitarra de cuerdas de metal, un bajo, sonido sintetizado de cuerdas y de marimba).



Así me abraza Daniela!

Anteriormente, en 1996, escribí "Suavemente", una canción para Daniela, cuando era bebé. 
Confieso que no terminé la grabación antes de que empezara este día 29 de marzo, pero la publicaré pronto. Es una deuda que tengo con Daniela.

Ah! me olvidaba de decir que creo que Daniela tiene el horario al revés o su reloj biológico está invertido... porque es capaz de pasar despierta toda la noche y dormir todo el día...

martes, 19 de marzo de 2013

"Picado" por el Chichicaste...

Hace unas pocas semanas, el 23 de febrero de este mismo año, el Movimiento Artístico Chichicaste de San Cristóbal Totonicapán, organizó el evento "Libre Sentimiento", de música y poesía al aire libre, en el parque central de "Sancris". Yo fuí uno de sus felices invitados. Canté y acompañe a varios poetas y poetizas que compartieron con quienes estuvimos en el lugar, por más de cuatro horas (que no se sintieron) para empaparnos de poesía y música. 

El Chichicaste lastima cuando se toca. Irrita la piel. Causa una especie de alergia. Eso hace que sea muy difícil olvidarse de él. (La botánica llama al Chichicaste,  "Urtica baccifera" y dice que es parte de la familia de las "urticaceas", que son arbustos que viven en el trópico, y que generalmente irritan la piel cuando se tiene contacto con ellos. El Chichicaste creo que es una planta exclusiva de Centro América. Otros parientes suyos habitan otras partes del mundo y se conocen como "ortigas").  

¡La picazón da ganas de rascarse! ¡de quitarse la molestia! 
A mí no me ha pasado eso con el Movimiento Chichicaste... 
(al que yo también he nombrado como Grupo Chichicaste).

¡Al contrario! me he sentido muy afín al Movimiento, muy dentro de lo mío, muy a gusto. Quizá esa sensación y esa emoción es "mutua". Quizá "los Chichicastes" (los miembros del grupo Chichicaste) experimenten algo similar a lo que yo, porque me invitaron a seguir cerca de ellos. Así que me quedé "picado" con el Chichicaste!

Acá es común decir que "me quedé picado" cuando algo me gustó y me dan ganas de seguir haciéndolo, o seguir cerca de eso que "me picó". Así que "me quedé picado con el Chichicaste" y me animo a decir que ellos también "se picaron conmigo". 

Y bueno... me invitaron a celebrar su primer aniversario!
La verdad, yo pensaba que era un grupo más viejo. No imaginaba que solamente estuvieran cumpliendo su primer año de vida, por lo que muestran, por lo que hacen, por lo que son. 

Después de aquel 23 de febrero reciente, me comunicaron que el 18 de marzo era su aniversario y que lo celebrarían en una reunión de amigos el domingo 17 y que yo estaba invitado para celebrar con ellos. Acepté y fuí! (cargando mis chivas ¡por supuesto!)

La tarde del domingo se acabó sin sentirla al estar reunidos. Pudimos platicar, intercambiar ideas, anécdotas, sueños, visiones, esperanzas, recuerdos, luces y sombras... y nos sentimos y reconocimos artistas. Seres simplemente amantes de las artes, de esas expresiones que tiene la gente para comunicarse, para decirse, para hacerse saber las cosas de forma estética, para entregarse, para no quedarse callados aún en silencio... 

El Movimiento Chichicaste está formado por hombres y mujeres, pintores, fotógrafos, escritores, poetas, artistas plásticos que hacen cosas con las manos, mosaicos, árboles bonsai, en fin... creadores y constructores de sueños, es decir, artistas... medio locos y amantes de la vida, que le encuentran otro punto de vista a lo que pasa y le juegan la vuelta a la vida, para seguir con vida!

Allí estaban reunidos ellos y sus parejas. Abraham Petz, Fredy Flores, Daniel Sosa, Amílcar Hernández, Diego Puac, Aroldo Gonón, Lea, sus hijos e hijas pequeños y adolescentes. También estaba mi esposa, Carolina. Creo que algún nombre se me escapa, pero no el recuerdo y la emoción de estar allí.

Supimos cómo se hacen las tortillas en San Cristóbal y cómo se hacen en Petén, porque la esposa de Fredy Flores (que por bruto no recuerdo su nombre!) nos mostró cómo se hacen allá, donde ella nació y vivió su juventud.  Dos historias amasando el maíz! 
Supimos cómo se hace el fuego bajo la luz de la luna, para cocinar.  
Luego comimos, nos dimos gusto con la cena de celebración!

Yo canté. Diego Puac declamó. Vimos algunos videos del evento "Libre Sentimiento", y  comentamos, nos emocionamos y ahora guardamos ricos recuerdos de esa noche. 

Sé que estuvo invitado el Alcalde de San Cristóbal, pero no llegó... quién sabe por qué, aunque podemos suponer cualquier cosa... pues no supimos nada de él.

Aquí dejo para la memoria, este montón de recuerdos que "los Chichicastes" me enviaron en forma de fotos, para que sean constancia de una ocasión alegre, plena, sin pretensiones, y sin más intención que celebrar lo que se ha hecho: Unirse para vivir el arte, para alimentarla y alimentarse de ella y con eso ayudarse a vivir...

¡Agradezco a la vida estas felices oportunidades que me deja vivir!







jueves, 7 de marzo de 2013

Lo próspero y lo adverso...

"Cuando todo va bien, 
cuando los deseos son escuchados y se cumplen,
se percibe la vida desde un confortable equilibrio...
el único riesgo es que ese estado, sin aviso,
dé un giro inesperado y cambie."

En lo Próspero
Ligia García.

Estoy de acuerdo con Ligia... cuando así van las cosas da gusto vivir! pero eso no es eterno...

"La vida da vueltas" se dice, y cualquiera lo comprueba cualquier día. De un rato a otro, pero no por casualidad (eso lo he aprendido con el pellejo!), la vida parece no ser tan dulce como antes y se encuentra uno con que las cosas no salen... con que no todo era tan bueno... con que no siempre se gana... con que no todo es tan dulce como creemos... y nos damos cuenta, que a veces sí y a veces no... 

"De pronto los cielos se nublan
y el alma se llena de congoja,
la ilusión nos abandona
y la esperanza de ver un panorama más radiante
es lo único que se tiene,
aunque quizá sea todo lo que se necesita."

En lo Adverso
Ligia García.

Me encontré con Ligia García, la primera vez y sin saberlo, el 23 de noviembre del 2012 en Xela, precisamente cuando Nurya González -amiga de ella- presentaba su libro "Versos Negros de Mujeres Blancas". (En otra nota dentro de este blog, cuento que fuí invitado para cantar en la presentación de aquel libro). 
Creo que ambas escritoras estaban en Xela, por una parte para la presentación del libro que mencioné, y por otra para participar en el "Festivalito de Poesía" que organizó "Casa Los Altos" para el día siguiente al 23. Nurya participó en el Festivalito, pero no sé si lo  hizo Ligia, porque creo que ella tendría que viajar a la ciudad capital para su labor de docente universitaria, que cumple todos los fines de semana.

Pero bien... allí nos encontramos Ligia y yo. Hablamos informalmente, nos vimos, pero yo no quedé claro de quién era ella. Pasó el tiempo y como consecuencia de aquel festivalito resulté teniendo varios amigos más, relacionados con la poesía: Hugo Gordillo, Nurya González, Rocío Ramírez, Nelton Santiago, Cecilia, Alejso Luis Chacón, Jesús, Alejandro, Aroldo Gonón y alguno otro que quizá por tacaño (o tacaña), no tengo en mi memoria... Casi todos estos "mis cuates y cuatas" son producto de aquel encuentro y del famoso "feisbuc" que nos facilitó seguir en contacto y "afianzar" la naciente amistad. Ahí en la lista pongamos entonces también el nombre de Ligia García, a quien yo leía y conocía a través de los versos que publica frecuentemente en el "feisbuc".

En una de tantas, al inicio del 2013, Ligia comenzó a anunciar que "daría a luz" un nuevo libro de versos. La gente que lee sus versos se emocionó, claro que sí! y empezó para ellas la espera... de repente me encontré con un mensaje de Ligia hacia mí en que me proponía cantar "la primera canción de cuna a su nuevo libro". Eso significaba participar en la presentación pública de su libro, cantando.
Me contó que planeaba hacer la presentación del libro en Xela y que le gustaría que yo estuviera allí para cantar. Desde el primer momento le dije que sí, no lo dude!

Las dudas llegaron después, cuando había que fijar la fecha y la hora y el lugar... y además averiguar quién era Ligia García, porque yo, por su nombre no la ubicaba, ni por las imágenes suyas en el "feisbuc". Había que coincidir en Xela en esas tres cosas: la fecha, la hora y el lugar! y también necesitaba yo saber con quien estaba poniéndome de acuerdo... jeje!

Fué Nelton Santiago quien "me sacó de dudas" y me aclaró quién era Ligia García y entonces supe yo que la había "conocido" aquel 23 de noviembre... así, con todo eso, finalmente resultamos de acuerdo en que yo cantaría cuando ella presentara su libro en Xela.

De aquel "compromiso" que hice con Ligia, me nació la idea de escribir y componer una canción para aquel momento en que ella presentara su libro, que aún no sabía yo que se llamaría "En lo Próspero y en lo Adverso". Me comprometí conmigo mismo a lograr aquello y me guarde el secreto.

Cuando Ligia ya tenía la fecha, la hora, el lugar, el nombre del libro y empezó a anunciar el evento, empezó para mí la "cuenta atrás". "Para no variar" me costaba encontrar tiempo y espacio para trabajar en la canción. Guardé algún tiempo para hacerlo, pero siempre me falló la planificación! (como buen chapín!), aunque conociéndome, eso nunca me asustó (solo hasta que el tiempo realmente se estaba acabando!).
La única persona (que no voy a mencionar) y que sabía que yo quería hacer aquella canción, me dijo dos o tres días antes del evento, "si la canción no sale, no te preocupes, Ligia no sabe de ella", pero yo estaba comprometido personalmente...

Cecilia (amiga común entre Ligia y yo), me comentó luego de la presentación del libro (cuando tomábamos una cerveza), "en cuánto tiempo hizo la canción, no me diga que salió de un tirón!", y pues la verdad es que casi así fué... 
Tenía libre el mismo día de la presentación, y era ya el único tiempo que me quedaba para "hacer la tarea", así que era en ese tiempo o nunca! Empecé a trabajar "seriamente" en la canción a eso de las nueve de la mañana, trabajé sobre algunas ideas que ya había encontrado días antes (sin que fueran aún una canción) y un par de horas después las había descartado (aunque las guardo para una posible canción!), y a eso de las once nacieron las primeras ideas de esta, que es ahora una "Canción de Cuna para un Libro de Versos". La última palabra de la canción quizá fué puesta alrededor de las cinco de la tarde, para cantarla a las ocho de la noche. Creo que puedo decir que la canción casi nació al momento del nacimiento "público" del libro! Quizá hasta deban considerarse hermanitos, la canción y el libro. No sé si Cecilia le dé crédito a esto que cuento, cuando lo lea, pero es "la puritita verdad". Así funciono, aunque eso desmejore la calidad de lo logrado... yo le llamo "el modelo de la olla de presión". Es decir, la olla de presión funciona a toda su capacidad precisamente cuando está sometida  a alta presión. Creo que yo también...

El hecho es que la canción está hecha, estuvo hecha a tiempo y la canté cuando me llegó el turno. Estuve felíz, me sentí felíz nuevamente, porque el ambiente era el ideal para cantar una canción nueva. La gente que estaba presente guardaba silencio, estaba abierta, abiertos sus sentidos y dispuestos a recibir y recibirme en lo que yo hacía. Eso devuelve a quien canta, a quien entrega su arte, una tremenda energía que hace que uno pueda entregarse de verdad! así fué esa noche para mí, y sé que para Ligia también, porque de alguna manera estábamos haciendo cosas similares, entregando parte de nosotros a la gente que estaba allí reunida, esperando aquello. Aunque es claro para mí que quien más presión recibía en aquel momento era Ligia, porque ella había invitado a la gente para ese encuentro, era su nombre el que se anunciaba y el de su libro. Yo tenía "la ventaja" de estar a su sombra, aprovechándome de aquella oportunidad para entregar también algo mío. Para mí fué una noche linda...

La presentación de libro fué una actividad formal y "con todas las de ley". Fueron invitadas tres personas para comentar el libro y para mí que fué "un panel de lujo" el que se reunió esa noche para cumplir con esa tarea. Se trataba del Historiador y Escritor guatemalteco Jorge Ortega (quien además escribió la presentación del libro), la escritora nicaragüense Martha Munguía y el Poeta quetzalteco (quizá el poeta quetzalteco más conocido internacionalmente en la actualidad, ya que ha sido premiado en España, México, Colombia, Chile, El Salvador, Puerto Rico, Nicaragua, Cuba, Costa Rica y Miami, USA). El Maestro de Ceremonias fué el Poeta quetzalteco Nelton Santiago y nos dio la bienvenida a Casa Noj, su Directora, la señora Sonia López. 

Tuve la oportunidad de cantar en varios momentos de la noche y aproveché para cantar "Dulce Ciudad" y "Comunicado", dos poemas de Otto René Castillo musicalizados por Fernando López. Luego canté "La Madrugada" (canción que compuse yo) y después de los comentarios y lectura del panel principal, llegó el momento para que Ligia leyera su propia poesía. Luego de eso le regalé y canté mi "Canción de Cuna para un Libro de Versos" y así cumplir con aquella solicitud que me hiciera ella meses antes y que había sido mi compromiso personal con ella y con esa noche. Finalmente canté mi canción "Te Propongo Cantar".

Puedo decir que hoy día, Ligia y yo somos amigos. Nos une además el interés y el amor por la poesía, la gana de buscar cosas nuevas qué decir, la necedad de escribir y esperar que alguien lea o escuche lo que hacemos, la esperanza de que el equilibrio no se pierda enmedio de la certeza que tenemos sobre las vueltas que da la vida...
Seguramente la misma vida nos permitirá en alguna otra de sus vueltas, encontrarnos y hacer cosas en conjunto... o quizá no, eso no importa. Lo que importa es lo vivido! lo hecho! lo que se pudo! lo logrado! la certeza de haber caminado!

Aquí dejo en palabras mi abrazo para Ligia y mi enorme satisfacción y alegría por haber podido compartir con ella todo esto que les he contado...!

Aquí está la letra de...
(Escúchela más abajito!)

Canción de Cuna para un Libro de Versos
Texto y Música de Otoniel Mora para “En lo Próspero y en lo Adverso” de Ligia García
Xela, 28 de febrero del 2013
  
Aquí está esa luz pequeña
Que anunciaba su llegada
Y ahora acaba de nacer

Y viene cargando versos
Flores de la madrugada
Y un camino por hacer

Esa voz que nos habla en silencio
En cada línea que hay en su ser
Sabe que el amor es el motor de cada día
Y con sus palabras lo transforma en poesía

Cada apunte que sumaba
Una pena o una alegría
Iba forjando su ser

Y los meses de impaciencia
Que la espera acumulaba
Ensancharon su saber

Las historias que se vuelven versos
Son las huellas que deja el amor
A los versos que su amor le cantan a la vida
Con esta canción  yo les doy la bienvenida

Las miradas, las sonrisas
Los silencios y secretos
Que ahora aguardan en tu paz

Son recuerdos y promesas
Son historias y son sueños
Que alguien puede despertar

Y yo sé que cuando nace un verso
El alma de quien lo concibió
Nunca vuelve a ser igual que antes de aquel intento
Por eso ha de nacer…  en lo próspero o lo adverso



Aquí puede escucharse "y verse" la canción

               

sábado, 2 de marzo de 2013

Chichicaste!

Cantando frente a la Iglesia de
San Cristóbal Totonicapán.
A mis 13 años (en 1978!), caminando por el barranco cercano a la casa donde aún vive mi mamá, para evitar caerme (porque además siempre fuí "chambón" para eso de las escaladas...) me agarré de lo que encontré y con eso logré recuperarme. El resbalón, el susto, la vergüenza (porque íbamos "puros machos" en aquel recorrido), me hicieron ignorar lo que había tocado, eso de lo que me había agarrado.
Pocos minutos después, arriba del barranco, también estuve tratando de aguantarme la verguënza, porque uno de mis cuates que formaban parte de aquella aventura ya se había dado cuenta de que lo que yo había tocado era ¡Chichicaste!
La piel de mis dos manos estaba irritada y también mis antebrazos. Estaban rojos, empezaban a mostrar una especie de ampollas y yo sufría una picazón que casi vuelvo a sentir ahora que la recuerdo... Puchis! qué jodido es agarrarse del Chichicaste! aunque más jodido hubiera sido rodar hacia el fondo del barranco! No me acuerdo de cómo me alivié de aquello, tampoco recuerdo si "aquellos mis cuates" hicieron algo por mí, o solo se rieron! 
Lo que sí hice fué volver a la orilla del barranco y tratar de reconocer aquella planta que me había "salvado" de caer y a cambio me había pinchado, como para que quedáramos a mano...

Creo que casi toda la gente que conoce el Chichicaste, lo conoció de una forma parecida a como lo hice yo... y creo que toda la gente que así lo conoció, recuerda ese momento "con pelos y señales..."

Recientemente me encontré otra vez con el Chichicaste, pero esta vez, aunque fué también casual (pero no accidental), se trataba de un grupo de personas dedicadas a las cosas del arte. Eso ya cambia mi "doloroso" recuerdo del Chichicaste.

Fué a través de Aroldo Gonón, un joven poeta de San Cristóbal Totonicapán que tuve contacto con el Grupo Chichicaste. Aroldo estuvo presente la noche en que Nurya González presentó su libro "Versos Negros de Mujeres Blancas", en la Casa Noj de Xela, donde yo canté (¿un mes antes?). 


Aroldo me invitó a nombre del Grupo Chichicaste a participar en el Encuentro de Poesía y Música "Libre Sentimiento", que el grupo organizaba para el sábado 23 de febrero del 2013, en el parque de San Cristóbal Totonicapán. Yo, con gusto me sumé al evento!

Ya sumaba yo varios años sin cantar en un parque o una plaza... en los años 90 para mí eso fué común los fines de semana, como parte del Grupo Kenchas. Eran largas las jornadas que hacíamos en el parque central de Xela, o en el de Antigua Guatemala, o en Huehuetenango, o en la playa pública de Panajachel. Alguna vez también en Tapachula, Chiapas, México.  En fin... el tiempo ha pasado. 
Aún después del 2,000 cuando ya yo no era parte de Kenchas, estuvimos en los parques otra vez, con Fernando Juárez o con el Grupo Caudal. También recuerdo un par de veces que en esas mismas actividades estuvo con nosotros Fernando López. 
Ese tipo de actividades permite "hacer callo". Los artistas que han sumido el desafío de pararse en la calle y ofrecer desde allí su arte, aprenden a enfrentar la indiferencia, el silencio y hasta los malos comentarios de quienes pasan frente a ellos, y así aprenden a construir los aplausos que poco a poco se van acumulando hasta hacerse muchos...
Yo he vivido eso y quizá eso me ha hizo darme cuenta del artista que ha vivido dentro de mí desde siempre... eso es tremendo y es de las cosas que más consciente me hacen de lo que soy yo mismo. 

Así que "volver a la calle" es algo que me ocurrió el 23 de febrero reciente, gracias a la invitación del Grupo Chichicaste! gracias por eso Chichicaste!

Otra vez sentir el sol en la cara, el viento, el frío después del tremendo calor, y todo eso en el teatro enorme que es la calle y lograr que la gente atendiera lo que yo ofrecía, ha sido muy importante para mí, además de poder compartir con los poetas y escritores que fueron parte de todo el evento.

En la actividad participaron los siguientes Poetas:

Arriba izquierda: Rolando Mutz.
Arriba derecha: Claudia Armas.
Abajo: Diego Puac (y le acompaño yo)

Poetas de 
San Cristóbal Totonicapán:
Alejandro Velásquez
Rolando Mutz

Poetas del 
Movimiento Artístico Chichicaste 
(San Cristóbal Totonicapán):
Amílcar Hernández
Diego Puac
Madeling  Arana
Aroldo Gonón

Poetas invitados:
Omar Sontay (Momostenango)
Claudia Armas (Xela)
Jesús Ugalde



Yo canté al inicio, luego los Poetas hicieron "tres rondas", en una de las cuales yo toqué la guitarra como fondo para cada uno/a de ellos y ellas, y después canté otra vez.

Al final de la tarde actuó el Grupo Amaretos, de San Cristóbal Totonicapán, que nos hizo una muestra de sus arreglos musicales para canciones latinoamericanas, como su buen gusto por el "bossa nova".
La tarde se nos fué sin sentirla. De pronto estaba oscureciendo y tuvimos que levantar "las chivas", porque la cosa había terminado...

La pasamos muy bien, y estoy seguro que la gente que se reunió para escucharnos igualmente lo disfrutó. Incluso, un bus lleno de turistas franceses se detuvo por un largo rato para ser parte de "nuestro público". 

Después nos reunimos alrededor de la esposa de Fredy (uno de los miembros de Chichicaste) para compartir un rico "café con pan" que ella llevó al parque para nosotros. 


Todo esto ocurrió al frente de la Iglesia de San Cristóbal Totonicapán, que no tiene poca historia, así que le pedí a Aroldo Gonón que me contara un poco de esa historia y esto es lo que me hizo conocer.


LA IGLESIA DE SAN CRISTÓBAL TOTONICAPÁN 

"En la época de la conquista, allá por 1540, los enviados por los reyes de España construyeron una ERMITA en San Cristóbal Totonicapán la cual servía como una pequeña Iglesia donde se reunían algunos cristianos.
En 1580, debido al crecimiento de la población cristiana, la ERMITA fue sustituida por la construcción del primer templo (con dirección de oriente a poniente, este actual tiene el frente hacia el norte), junto a ella se edificaron cuatro "capillas pozas" que se encontraban al frente del templo (de estas quedan aún tres pozas capillas que se pueden ver al costado del templo parroquial).
El templo actual, se consagró el 26 de junio de 1711, según el libro Paula. Esta Iglesia es la que cumple en este año 2013, es decir, 302 años de Consagración. Mientras que la primera construcción estaría cumpliendo 500 años, en este mismo período (pero fué sustituida por ésta).
El templo de los 302 años de consagración, tiene en su interior varios retablos, (13 en total) que contienen cuadros de muchos personajes importantes para los cristianos, los cuales son templos o libros abiertos que servían para la evangelización de la persona, de manera particular a aquellos que no podían leer. Cada uno de estos tiene estilos diferentes, con tallados distintos, tales como rococó (llenos de adornos), barroco y otros retablos clásicos de los siglos XVI, XVII, XVII.
Debido a la riqueza y belleza del templo, en 1714 se realizó un acontecimiento trascendental en la historia de la población cristiana, donde el Obispo de Yucatán, México, fue ordenado y consagrado obispo, en el interior del templo de San Cristóbal Totonicapán, el cual reunió a todos los obispos de Centro América, encabezados por el Arzobispo, doctor Pedro Cortéz y Larráz, figura notable del clero." 

Además, le pedí a Aroldo que me contara un poco más sobre el orígen del Grupo Chichicaste, y esto es lo que me dijo...


RESEÑA DE MOVIMIENTO CHICHICASTE:

"El Movimiento Artístico Chichicaste surge por la necesidad de un grupo de artistas cristobalenses, de exponer su obra y dar a conocer el arte y la cultura del municipio de San Cristóbal Totonicapán, Guatemala.
El 18 de marzo del 2012 el Movimiento Artístico Chichicaste realiza su primera actividad formal: Exposición de pintura, escultura y fotografía.  Sin embargo esté movimiento nació, meses atrás,  en el corazón y el pensamiento de los pintores cristobalenses Abraham Petz y Fredy Flores (3fs), quienes deseaban reunir a todos los artistas del municipio para crear un espacio en el cual pudieran exponer su obra.

La planta de Chichicaste
En una reunión con los actuales integrantes, cada uno de ellos sugirió un nombre para el movimiento. Finalmente se tomó el propuesto por el pintor Fredy Flores y se bautizó al movimiento como MOVIMIENTO ARTÍSTICO CHICHICASTE, en honor al lugar que era el punto de encuentro de los enamorados en el centro del municipio.

Abraham Petz, Fredy Flores, Daniel Sosa, Amílcar Hernández, Diego Puac, Madeling Arana, Azalia Sosa, Adriana Urizar y Aroldo Gonón, son los actuales integrantes.

Movimiento Artístico Chichicaste, promueve el Arte y la Cultura de San Cristóbal Totonicapán, con una actividad cada mes del año: exposición de pintura, fotografía, lectura de poesía, concierto de música, talleres y concursos, son algunas de sus actividades."

Me hizo falta tener una foto de los integrantes del Grupo Chichicaste, para ponerla aquí... ni modo, espero conseguirla!

Salú!


Aquí agrego un recorte de prensa sobre ese mismo día:
Períódico El Quetzalteco. 26 de febrero del 2013.