lunes, 27 de mayo de 2013

30 años...!

Hace 30 años terminé mis estudios de Períto Agrónomo en la Escuela Nacional Central de Agricultura... Bárcena! 

¡Puchis! 
Casi ni me dí cuenta del paso de todo ese tiempo!

Creo que mis compañeros de aquella época tampoco se dieron cuenta, hasta el momento en que nos encontramos otra vez y lo que vimos fué un montón de viejos irreconocibles! (sin mencionar las panzas!).

Pero insisto! Parece que el tiempo no hubiera pasado porque la "fregadera", las sonrisas, los recuerdos, los apodos, los chistes, las anécdotas, las "palabrotas", me hicieron sentir que estaba enmedio de aquel mismo grupo de patojos que llegamos a "la escuela" en enero de 1981...  y en el mismo lugar...

Muchas cosas han cambiado, por supuesto. Ahora -por hablar de lo que saltaba a la vista- en la mesa habían botellas de whisky con etiquetas de colores, algunas llegando de Canadá, botellas de ron con muchos años de añejamiento, que antes no se conocían. Pero también habían algunas familias de quienes llegaron con su esposa, sus hijos y creo que algún nieto...

... y todos celebrando allá, en aquel bosque que nos vió pasar una madrugada de 1981, cuando íbamos descalzos, a empujones a "nuestro glorioso bautizo!". Recuerdo que nuestro bautizo fué "especial", nos habían "rapado" la cabeza unos días antes y el primer sábado que pasamos en la escuela nos despertaron "los antiguos" con cohetes en los dormitorios y nos llevaron a oscuras hasta las piscícolas, donde después de pasar -en calzoncillos- bajo la bandera, fuimos lanzados hacia el agua lodosa... para después cantar el Himno Nacional y Luna de Xelajú, metidos en el agua... hoy recordamos todo eso con orgullo! jeje! es alegre recordar eso, que al final de cuentas nos fué construyendo la identidad de agrónomos que nos ha acompañado durante estos 30 años y que seguirá con nosotros hasta que nuestras vidas terminen... 

El bosque, donde se celebra año con año...
El último sábado del mes de mayo de cada año, en el bosque de la ENCA se reúnen las diferentes "Promociones" de Perítos Agrónomos que han egresado de la Escuela de Bárcena. Es una costumbre alegre, que une y mantiene los lazos fraternos que nacieron en los años de estudios. En ese lugar se puede encontrar a grupos de "egresados" que cumplen uno, tres, cinco, diez, quince, veinte, veinticinco, treinta, cuarenta, cincuenta años de haberse graduado del ITA o de la ENCA. Allí se puede encontrar a un montón de cuates, darles un abrazo y celebrar la alegría de lo vivido y lo que quede por vivir!

Tengo la suerte de ser parte de una Promoción que mantiene lazos de unión muy fuertes aún (a pesar de los 30 años!). Un Comité que mantiene viva la energía por celebrar cada año, se encarga de convocarnos, recordarnos, gestionar lo que haga falta, administrar lo que se logra juntar y asegurarse de que el último sábado de mayo celebremos! Hay que saber que siempre están en esa tarea César Castillo, Emilio Melgar (Chipilín), Edgar Barrios (Camarón), Gerbert Quiñónez (el Choco) y seguramente Edwin Arriaza. 

Viajé desde Xela (donde vivo) a Bárcena, con mi hermano René Mora, que también egresado de la Escuela, estaba cumpliendo 44 años de graduado! René es de la Promoción 1967-1969.  Mi hermano Rodolfo Mora, también agrónomo no estuvo en la fiesta, pero está cumpliendo 41 años de graduado, (Promoción 1970-1972). Yo soy de la Promoción 1981-1983. Mi familia está entre algunas que tienen dos y tres hermanos graduados en Bárcenas.
El grupo de "mis viejos amigos", colegas Perítos Agrónomos de la
Escuela Central de Agricultura, celebrando 30 años de  egresados de
Bárcenas, Villa Nueva.
Estuvimos reunidos alrededor de 30 cuates, que tuvimos además, la suerte de que Mayra Soto, Madrina de la Promoción y Señorita CERES (la Diosa de la Agricultura!), estuviera también con nosotros (a pesar de haberse confundido de Promoción un par de semanas antes del encuentro! No cabe duda que el paso del tiempo nos afecta a todos! hombres y mujeres! jejeje!)
Mayra Soto, nuestra Señorita CERES (en el '83), 
ahora con el grupo, 30 años después.  A la derecha el monumento a CERES.
Compartimos además del almuerzo, un montón de cosas.  Reconocimos a compañeros que después de más de 20 años de vivir fuera del país estuvieron otra vez en la Escuela para reunirse con el grupo. Juan Carlos Lemus llegó desde Canadá, "Papi" llegó desde Estados Unidos, los demás llegamos desde distintos departamentos de Guatemala. Chipilín se encargó de hacernos recordar un montón de anécdotas y tonterías que cometíamos hace 30 años... 

Nos dio mucha risa cuando nos recordó que "alguien", para poder asistir a una cita, por la noche tomó "prestadas" unas botas vaqueras (de otro que tenía muchos pares), pero con tan mala suerte que se llevó dos botas izquierdas! jejeje! 
Recordamos (para reír ..!) también cuando uno de nuestros profesores apellidado Linares Portillo, en el laboratorio de entomología, le hizo una pregunta al estudiante (compañero nuestro) apellidado Linares Portillo (eran hermanos!), en estos términos: 

                       El Profe:           El pulgón es una plaga, ¿falso o verdadero?
                       El Estudiante:   Falso!
                       El Profe:           Tiene otra oportunidad...

La pasamos muy bien...
Esta foto en que aparecemos "los pesos pesados" es una muestra!
Si no recuerdo mal, somo... Valenzuela Calvillo (Tiquillo),
Mejía Montepeque (Coche Chato),  Gasparico Nájera, yo,
Juan Carlos Lemus, Aguedo Soto (Soto bú) y Roldán Vargas.
Por donde estábamos pasaron un par de profesores nuestros, el Ing. Abel Chavarría y el Ing. René Martínez Farfán.  Por ahí nos vino a saludar el hijo de "Don Guto" (don Augusto de León Paredes, que también fué nuestro profesor). Recordamos a don Chemita, a Rosita, y a otros docentes que compartieron su conocimiento y experiencia con nosotros. Por ahí andaba el Profe Hugo Soto, con su pelo totalmente blanco!
Se acercaron otros "Perítos viejos", como Edwin "el Chucho" Yapur, y José "Pepe" Marroquín.  

Recordamos a los amigos que murieron en estos treinta años, con sonrisas, aplausos y seguramente con alguna lágrima que logramos disimular... la lista cada vez se hace más grande:

1.    Otto René Cabrera Cortéz
La fuente en las oficinas administrativas
     2.   Estuardo Arturo Cáceres Paz
3.   Marcos César Carbajal Gávez
4.   Wilfredo Chacón Grajeda
5.   Douglas Cifuentes Paz
6.   Rubén Orellana Pazos (La Chucha)
7.   José Raúl Palma Bóleres
8.   Hermelindo Per Ejcalón
9.   Luis Fernando Recinos Bracamonte
10. Iván Samayoa Bolaños
11. Erick Corado Jiménez 


Con Rodríguez Sarceño 
Durante la reunión canté y cantamos todos juntos. También Giovanni Estrada Gramajo cantó conmigo (ahora canta en inglés!), y Edy Vargas también lo hizo. El Choco me pidió que cantáramos "Amigo" (de Roberto Carlos) para recordar a los que ya no están. Creo que eso fué bastante emotivo...   y tengo que confesar que en realidad me costó bastante cantar para mis cuates, porque al final de cuentas tenía duda de que la música que hoy día canto y hago, fuera lo que ellos esperaban, pero ¡cantamos juntos! 

Cañitas al micrófono
Haciendo un tremendo esfuerzo con la memoria, creo que los que estuvimos en este felíz encuentro, están en esta lista que pude hacer (con el riesgo de meter la pata y que alguno se me olvidara... perdón porque seguramente así fué... pero si alguno de ustedes lee esto muchá, ayúdenme a corregir la plana!)
  1. Oscar Rolando Barrera Godoy (Papi)
  2. Henry Carrillo Galicia
  3. César Castillo Herrera
  4. Humberto Corado García
  5. Edgar Díaz Herrera
  6. Ángel Giovanni Estrada Gramajo
  7. Gustavo Gálvez del Cid (Canario)
  8. Giovanni Gasparico Nájera
  9. Ottoniel Manrique Herrera Reyes
  10. Nery Saúl Vásquez
  11. José Francisco López Calito
  12. Oscar René Mejía Montepeque (Coche Chato)
  13. Nestor Melgar Blanco (Cañitas)
  14. Emilio Melgar Pineda (Chipilín)
  15. Pedro Antonio Monzón Herrera (el Picudo)
  16. Luis Eduardo Moreno (Chicharrón)
  17. Mario René Peña Paniagua
  18. Oscar Rafaél Pérez Estrada
  19. Gerber Quiñónez Fuentes (El Choco)
  20. Guillermo Rodríguez Sarceño
  21. Francisco Sajmoló Pablo
  22. Rony Salazar Barrios
  23. Waldemar Samayoa Muñoz (Relax)
  24. Armando Sandoval Núñez (el Rudo)
  25. Aguedo Soto Alvarado
  26. Edgar Valenzuela Calvillo (Tiquillo)
  27. Edy Vargas
  28. Ottoniel Villeda Padilla (el Payaso)
  29. Ernesto Arango García (Chucha Flaca)
  30. Rony García Cano
  31. Jaime Sandoval López
  32. Roldán Vargas
Juan Carlos Lemus saludando a los cuates

Algunos de mis recuerdos de Bárcenas...

Yo... a mis 15 años.
Esta es mi foto de ingreso a Bárcenas.
Recuerdo que cuando mi promoción ingresó a la Escuela, se trataba del Instituto Técnico de Agricultura -ITA-, pero creo que nos graduamos de la Escuela Nacional Central de Agricultura -ENCA-por los cambios que la escuela sufrió en aquella época. De hecho, al ingresar sabíamos que íbamos a estudiar cinco años y no tres como había sido siempre. Con esa duración en el pénsum de estudios obtendríamos el Título de Agrónomo (a secas), que nos llevaría hasta el tercer año de la carrera de Agronomía en la USAC. Eso recuerdo, aunque no sé si alguna vez fué cierto todo eso. Lo que sí pasó es que durante el primer semestre de estudios se dieron varios cambios y todo volvió a "la normalidad" y estudiamos solo tres años, nuestro Título es de Períto Agrónomo, pero la Escuela pasó a llamarse ENCA.

Mis "compas" cercanos, por cuestión de apellido y orden alfabético fueron Pedro Monzón Herrera (el Picudo), José María Monroy Ramírez (Chema), Josué Morales Dardón (El Conde), y Villeda Lemus, que sin ser de la "M", vivía en el mismo cuarto.

En el primer año de estudio, a mí, que siempre les tuve miedo a los toros, uno de ellos, llamado "Cantinflas" me "corneó" (afortunadamente no tenía cuernos!). Pasó cuando después de llevarlo a hacer ejercicio lo llevé a su "box" y como a él no le gustaba "regresar" se enfureció y mientras yo lo ataba a la reja, se fué sobre mí y me "prensó" contra la pared. Grité y grité para pedir ayuda, pero era la hora del almuerzo y nadie estaba ya... así que me tocó aguantar y el toro con su cabeza fué levantándome, hasta que me pasó sobre él y al caer por su costado, salí gateando...! tuve morada la pierna durante un par de semanas y el recuerdo hasta hoy! 

Cuando estábamos en el segundo año, uno de los profesores, llamado Horacio Valle Dawson decidió "recuperar" la marimba "Surcos Sonoros" que estaba abandonada y logramos mantener un conjunto de marimba siempre activo, participando en cuanta actividad social había (dentro y fuera de la escuela). Recuerdo que de la promoción 81-83 eramos parte de la marimba: Otto René Cabrera (QEPD), Ciriaco Umul Umul, Villeda Lemus y yo. De la 80-82 estaba Candelario Ramos (que ya se cambió el nombre porque no le gustaba!), de la 82-84 había alguien de Chichicastenango del que no recuerdo su nombre y "El Tieso", que tocaba la batería. Fue linda esa experiencia. 

También fuí parte del equipo de Ajedrez que se integró para jugar un campeonato en la Ciudad Capital. En ese equipo, que se formó luego de un campeonato interno, estábamos Milian Vicente, Pedro Monzón, José María Monroy, alguien más y yo... creo que una vez le ganamos al equipo de la Universidad Rafaél Landívar (y todo lo demás lo perdimos!)

También era un orgullo para nosotros, tener como profesor a Danilo López, el primer nadador de Guatemala que cruzó el Canal de la Mancha. Danilo López egresó también de Bárcenas y fué nuestro padrino de graduación.
Entrada principal a la ENCA
El Auditorio... (muchas veces toqué marimba y canté allí)
Panorámica del área de Zootecnia, de la ENCA.
En este video queda la memoria de parte de la reunión del sábado 25 de mayo del 2013.... SALÚ!

jueves, 23 de mayo de 2013

Recuento de Canción Contada...

Canción Contada fué un recital de cuentos cortos y canción, integrados e hilados entre sí, para contar una historia -o muchas-, en un espacio aproximado de una hora y media, que el 30 de abril del 2013, presentamos en Casa Noj de Xela, el escritor y periodista Hugo Gordillo y yo, acompañados por Gabriel Rodríguez (percusionista).

Hice una reseña sobre esta experiencia, en este blog, el día 12 de abril del 2013, en la que relato el evento y algunos de sus antecedentes (usted puede leerla, buscándola con esa fecha en este blog).

Hugo Gordillo por su parte, escribió, me envió y publicó en "feisbuc", "El Recuento de Canción-Contada" que él hace. Coincido por supuesto, con los apuntes que Hugo hace sobre lo que ocurrió. Agradezco las referencias que hace sobre mí persona (incluso algunas cosas de las que yo mismo no era consciente!), pero además, también reflexiono sobre las apreciaciones que él hace sobre la integración de las artes y las dificultades que realmente se tienen para lograr eso, entre artistas.
Hugo ejemplifica con "su gremio" (el de los escritores) y yo puedo ejemplificar con los músicos, los cantantes, los canta-autores, en que tristemente se repite con frecuencia ese fenómeno de la dificultad para coincidir y hacer cosas juntos. No hablo de conformar una banda, porque eso sí ocurre. Hablo de que cuando se está en el plano de la creación y de la publicación de trabajos y obras que se logra hacer, no son pocos los obstáculos que los mismos artistas ponemos. Creo que en realidad lo que hacemos es ponernos a competir entre nosotros, y aunque eso pareciera que "es bueno", en realidad causa un efecto nocivo (desde mi punto de vista) que muchas veces des-estimula a muchos. Conozco experiencias que se han truncado por ese "fenómeno".

Pero en fin, el punto aquí es que entre escritor y músicos la intención se ha concretado y ha fluido de manera positiva y hemos logrado tener un resultado, un producto que, a diferencia de Hugo (que prefiere no comentar sobre la "aceptación del público"), me animo a decir que fué bien apreciado por la gente que se interesa en la creatividad, en las propuestas nuevas, en el esfuerzo por ofrecer una perspectiva diferente de las cosas y del arte mismo, como medio de expresión y comunicación. 

De más está decir que las personas estamos siempre necesitadas de comunicación y de intercambio, aún y cuando poco esfuerzo hagamos por lograrlo. Yo siempre he creído que el arte puede cumplir muy bien una buena parte de esa función de comunicación e información, cuando está usada para eso. Así que, vale decir que bajo esa óptica fué que hicimos Canción Contada y yo creo que con ello pudimos comprobar que el arte es realmente un medio útil de comunicación e información.

Acá está el Recuento que escribió Hugo sobre Canción Contada:

"EL RECUENTO DE CANCIÓN-CONTADA"

"El maestro Efraín Recinos decía que el artista que solo sabe de su arte, no es un artista. En lo personal, como espectador, me ha gustado la integración de las artes con la escritura. Mi estancia en Vermont, EUA, el año pasado, me permitió ampliar mi visión sobre artes plásticas, especialmente sobre la escultura, de la que tenía una concepción muy chata.
Este año terminé de escribir un libro denominado “Breves de Gordillo”, que contiene 128 cuentos brevísimos. Acaba de salir de la imprenta. Próximamente será presentado en Xela, la capital, Jalapa y espero que por primera vez en mi tierra, Retalhuleu. Si no es posible en Reu, por enésima vez, podría ser en el departamento vecino de Suchitepéquez.
Como ya lo ha expresado él en su blog, el cantautor quetzalteco Otto Mora  y yo nos conocimos el año pasado. Desde que lo escuché tocar y cantar la primera vez, Otto me pareció un gran artista arrastrado por la vocación, el talento, la pasión y la creatividad. Días después le propuse que integráramos música, canción y cuento brevísimo. Ese es el origen de nuestro recital Canción-Contada, que presentamos el 30 de abril en Casa Noj, Xela, junto con el también artista quetzalteco Gabriel Rodríguez.
Si el recital gustó o no gustó, no me corresponde decirlo. El hecho es que logramos integrar las artes de la música y el canto con la escritura. Pero más allá de eso, logramos integrarnos dos músicos y un escritor. En el caso de Otto y Gabriel no necesitan integración. Llevan tantos años tocando, que hoy en día se conectan con una mirada, con una señal o con una palabra símbolo. Pero, en Canción-Contada, más allá de la integración de las artes y la escritura, funcionó la integración de los artistas y el escritor.
Yo siempre he creído en la unidad, empezando por mi sector, que es el de los escritores. Consecuencia de ello son dos propuestas fallidas de publicar libros en grupo. Una de ellas con escritores de Quetzaltenango y otra con escritores de la ciudad de Guatemala. Ambas propuestas han sido imposibles de materializar, pero seguiré insistiendo. Los motivos de la negación o del rechazo no importan. Sé que tarde o temprano lo podemos lograr.
La integración con Otto y Gabriel fue muy significativa. Todo comenzó con el reconocimiento de nuestras capacidades y terminamos reconociéndonos como amigos, en ese pequeño mundo artístico de la música y de la escritura, sin ninguneos, localismos, prejuicios, complejos de superioridad o inferioridad, etc., que marcan, especialmente a los escritores. Y hablo de escritores empezando en primera persona… con mi nombre.
Para ensayar, yo viajé durante algunos fines de semana a Xela. Otto salía apresurado del trabajo o sacrificaba algunos tiempos familiares en beneficio de la realización de Canción-Contada, para lo cual iba acarreando con cuanto instrumento fuese necesario. Desde una harmónica, hasta un equipo de grabación. Eso fue lo primero que me impresionó, el compromiso de artista. Lo segundo fue la entrega del talento en cada ensayo y, finalmente, en la presentación, en el que el cantautor se vio extraordinariamente inspirado.
Yo no sé si agradecerle a Otto Mora y a Gabriel Rodríguez, o si los tres debemos estar agradecidos con la vida, que nos permitió expresarnos y devolver un poco al pueblo lo que el pueblo nos ha dado. Canción-Contada es un aporte cultural mínimo, por supuesto, pero, al fin, un aporte cultural que se entregó con amor y dedicación. Eso es todo." (Hugo Gordillo)

Comparto finalmente, un fragmento de video sobre uno de nuestros ensayos de Canción Contada, en la que aparece Hugo Gordillo, leyendo su cuento Matanzas y yo cantando...

video

El video fué grabado por Nelton Santiago, en "nuestra sala de ensayos: Clínica Cacao" (donde Ericka Cacao atiende y da servicio a niños con capacidades diferentes).

Salú!

domingo, 19 de mayo de 2013

Dos años


Conocí a los dos, por separado...

Ella era una linda mujer, cualquier hombre se hubiera vuelto loco por ella. Físicamente muy atractiva y con una personalidad increíble... con mucha habilidad para los negocios y con muchos talentos, podía cantar, podía bailar, casi podía hacer lo que quisiera... 

y lo digo en tiempo pasado... 
pienso que aún lo puede hacer! 
por supuesto!

Y él? 
Un tipo muy interesante. También supe que era muy atractivo para muchas mujeres. Como amigo "un tipazo", leal, responsable, comprometido. De los que no te dejan tirado... 
Joven pero ya "con la vida resuelta", bien preparado para enfrentarla y con los sueños de toda persona "normal".

Los dos llenos de ilusiones, vacíos de complejos (digo yo... ahora ya no lo sé), y con la gana de emprender cualquier cantidad de proyectos para ganarle la partida a la vida. Seguros de sí mismos, con la mirada clara hacia el futuro y dejando huellas firmes por donde pasaban... así los conocí, a cada uno por separado y así se conocieron ellos. Yo entonces, amigo de los dos.

Sentí una emotiva complicidad cuando supe que se enamoraron, porque al final de cuentas parecía que eran una de esas parejas que no encontraría complicaciones, que su pragmatismo era suficiente para encontrar el camino y la solución a los inconvenientes y las adversidades.

Así los vi crecer en su amor, en su búsqueda, en su ansiedad por ser grandes...

Llegó pronto el momento en que firmaban un papel y atravesaban "la barrera" del matrimonio, para empezar a ser el germen de una nueva familia. Dejar de ser la pareja para empezar a ser una familia parece ser un profundo cambio en la relación de dos personas. Pareciera que ese cambio es en realidad "el cambio", que modifica la relación en serio y sin tregua. Quizá se cumple aquello que se lee hoy día, a veces sin prestar suficiente atención: "el tiempo no cambia a las personas, las muestra como realmente son", y en este caso no necesariamente el tiempo, sino "la legalización" de una relación.

En fin, estoy simplemente relatando lo que vi, sabiendo que esto no es la regla por la que pasan todas las parejas y sabiendo también que es muy probable que usted, que ahora lee esto, puede no estar de acuerdo conmigo, por su propia experiencia (o por su propia inexperiencia). También he oído  igual que usted, que este cambio "hace perder la libertad" y quizá eso sea veneno para el amor... 

¿Recuerda usted que se dice comúnmente que "se casaron por las tres leyes"? ¿y recuerda las tres leyes? ... "por la iglesia, por lo civil y por burros...", y nos hemos reído tanto de esa trillada frase sin pensar que en algún momento quizá nos toque llorar por lo mismo... 

Bueno, el punto es que les conocí a los dos, a cada uno por separado, les vi ser una pareja felíz y luego les vi ser más que eso, firmando la hoja en que se apuntaron a la lista de matrimonios que crece todos los días, y dos años después les vi romperse los platos en la cara e ir a buscar a cualquier abogado que hiciera posible retroceder sobre aquella firma... aunque no retrocediera el tiempo!

A los dos años luchaban por ser cada uno libre! trataban de soltar cualquier cosa que les atara entre sí y les oí decir (a cada uno por separado) que querían olvidarlo todo... yo estoy seguro que no lo lograron, porque difícilmente se tira al olvido lo que fué la vida misma, aunque fuera solo por dos años... me animo a decir que no lo lograron, porque después de un tiempo les vi removiendo los escombros que quedaron, no para amarse otra vez, sino para recordar...

Les conocí a los dos y conocí esta "su historia", que puse en una canción (sin su permiso). 

Cuando la he cantado, la gente me dice que es una "canción triste", y ni modo, lo que cuenta es una historia triste... no pude contarla (ni cantarla) de otro modo. La cosa fué así, como lo dice la canción...

Solo me pregunto después de todo esto... 
¿es más importante el amor propio que el amor por la pareja? 
¿cuál es el verdadero amor?
No tengo respuestas...

Solo me atrevo a decir que esta complejidad es parte de la vida humana y que aprender a vivir con ella es lo que nos hace humanos... cuando no lo logramos somos menos que eso...

Lo que tengo acá, en lugar de respuestas, es mi canción "Dos Años", que escribí sobre esta historia, para invitarle a escucharla...

Esta grabación es en vivo, de la noche en que Rocío Ramírez, Nelton Santiago y yo, hicimos una noche de poesía y canciones, en el "Café Fatimae" de Xela, el 25 de enero del 2013.

Este es el texto:


Dos años 

Texto y Música: Otoniel Mora

San Salvador, El Salvador 19 y 20 de junio de 1999


Han pasado dos años
Desde que se conocen
Y hoy parecen extraños
Solo cuentan dolores

Han pasado dos años
Desde que se encontraron
Y una mala jornada
Les robó sus colores
Ahora en cada verano
Se refugian de cuanta
Gente quiere quererles
Y no apuestan a nada

Ahora buscan en vano
Sus miradas ausentes
Y no entienden la gente
Que quiere comprenderles
Que será de sus sueños
De las flores y el agua
Que aviva sus suelos
Y de lo caminado

Quizá vuelvan en otoño
Por buscar entre escombros
Algún viejo pedazo
Que devuelva esperanzas
  
 Son tan solo dos años
Y entre tantas verdades
Que parecen tan claras
Se ocultaban rencores
Y uno que otro temor

Que saltó por la noche
En defensa del propio
Corazón por amor

En escasos dos años
Tanta vida vivieron
Pero no descubrieron
Que solo eran humanos

domingo, 12 de mayo de 2013

"Canción Contada"

Recorte de prensa, de "El Quetzalteco"
del martes 7 de mayo del 2013
El 30 de abril del 2013, presentamos Hugo Gordillo y yo, lo que llamamos "Canción Contada". Fué una idea de Hugo, después que nos conociéramos algunos meses antes, en la presentación del libro de Nurya González "Versos Negros de Mujeres Blancas" (en Casa de Noj, Xela, en noviembre del 2012. Puede verse en este blog, la entrada del mes de diciembre del 2012, "Festivalito de Poesía en Xela").

Bueno, el punto es que Hugo Gordillo y yo hicimos inmediatamente "clic" al conocernos. De esa cuenta, a los pocos días de habernos visto la primera vez, él me propuso esta idea de "Canción Contada" (que no se llamaba así desde el inicio), con la intención de presentarla algunos meses después, ligada con la producción de "cuentos cortos" que él hace. 
Por supuesto, a mí me gustó la ida desde el inicio...

En diciembre del 2012, Hugo me regaló un ejemplar de su libro "Mi Cuento es Corto" (que lleva por subtitulo  "Filosofía en intentos breves"), en el que conocí su capacidad para decir en pocas palabras, grandes ideas. Por otra parte, la determinación de Hugo para echar adelante sus ideas es una cosa que me parece que hay que destacar. Así ha producido varios libros -entre otras cosas de su vida artística- y así empujó esto que finalmente "pusimos en escena" el último día de abril del 2013.

Montar ese montón de cuentos cortos, sobre temas diversos, enredándolos con canciones (algunas conocidas, algunas no, y algunas mías), fué un asunto interesante. Creo que en un par de "reuniones" nos pusimos de acuerdo para encontrar un "hilo conductor" en la temática de los cuentos (lo que fué la columna vertebral de "Canción Contada") y luego nos pusimos a identificar los temas musicales y canciones que pudieran "enmarcar" aquellos cuentos. 

El "hilo conductor" de Canción Contada, finalmente quedó "hilado" con diversos asuntos que conforman la problemática social de nuestro país, nuestra jodida historia de guerra interna, la desidia de los chapines en tantas cosas (como la educación, la participación social, etc.), la política y la corrupción gubernamental, algunos temas "ligeros" y las diferentes ofertas de las religiones hacia la población. Pasa por muchos detalles y casos... y cosas, a lo largo de sus casi 80 minutos de duración (continua). 

Nelton Santiago
Ericka Cacao, Hugo Gordillo y
Gabriela Gordillo (hija de Hugo)
Casi desde el inicio del camino, se sumó Nelton Santiago, digamos que "al equipo de producción" de Canción Contada. Así nos apoyó en colectar algunos textos de canciones que incluimos, aportó muchas ideas para el montaje de la cosa, pero sobre todo nos dio siempre su punto de vista "como público" para que pudiéramos imaginar lo que podríamos esperar de la gente y así ajustar el camino.  También contamos con el apoyo de Ericka Cacao, quien nos facilitó el lugar de ensayo. Gracias a ella pudimos contar durante los fines de semana con el espacio de Clínica Cacao, donde desarrollamos el trabajo que necesitó Canción Contada.
Gabriel Rodríguez en Canción Contada
Cuando empezamos los ensayos "formales", le propuse a Hugo contar también con Gabriel Rodríguez, para que la música de Canción Contada también tuviera una adecuada percusión. Eso fué bien aceptado por Hugo y ¡Gabriel se sumó sin pensarlo mucho!

Así se armó Canción Contada... entre marzo y abril del 2013, con un par de reuniones y cuatro ensayos. Luego Nelton se hizo cargo de "la negociación" del lugar  y fecha para presentarla al público. El lugar ideal era Casa Noj y Nelton se encargó de que así fuera. Creo que conseguir la fecha fué más difícil que el lugar, pero nos encontramos con que el martes 30 era una buena posibilidad, ya que el miércoles "1o. de mayo", la gente en general no iba a tener las carreras de todos los días. Ya con todo armado, "nos tiramos al agua" y presentamos Canción Contada ese martes 30 de abril del 2013. 
Está vigente también, la idea de presentarla en otros sitios e instituciones... ojalá!


Hugo Gordillo, la noche de la
presentación de Canción Contada
Y a todo esto... ¿quién es Hugo Gordillo?

Hugo Gordillo nació en 1960, en la ciudad de Guatemala. Vivió su niñez y juventud en Retalhuleu. 
Fue actor de teatro para niños, en el Grupo Juvenil de Retalhuleu, ganando en dos ocasiones las Muestras Nacionales de Teatro.
Es periodista desde 1984, para lo que hizo estudios de Economía, Literatura y Periodismo. Se ha desempeñado en medios impresos, radiales y televisados, como reportero, redactor, encargado de información y redacción. 
Se inició como "escribiente" en 1998 con "Retorno a Febrero", una serie de relatos de infancia y juventud. Prosiguió el camino de la poesía infantil con "Fiesta Pajarera". Después escribió sobre bebidas bebedores y bebederos famosos del mundo en su libro "Entre Pecho y Espalda".  Volvió a la literatura infantil con el poemario "Fiesta Fantástica" y el cuento ecológico "El Vuelo de la Libertad".  
En el 2011 publicó "Mi Cuento es Corto", su incursión en el "cuento brevísimo". Ha escrito cuentos, poemas y trabalenguas para niños, publicando en el 2013 su libro "Fiesta"
Como periodista fué galardonado por UNICEF, organismo internacional del que recibió tres distinciones como reportero-redactor televisivo. Ha ganado certámenes literarios departamentales y uno regional. Su cuento "El Carrusel de la Vida" fué seleccionado junto a los de otros escritores centroamericanos para ser publicado por Editorial Alfaguara. 
Los cuentos que Hugo presentó en Canción Contada han sido publicados el mismo mes de abril del 2013, en el libro "Breves de Gordillo", que será presentado al público próximamente. 
Eduardo Blandón, al escribir sobre Hugo en el libro "Mi Cuento es Corto", dijo: "... el artista (en sus cuentos cortos) revela mundos inusitados con un toque de humor, rechazando la aridez, desaprobando las poses de quien tima a través de la falsa erudición. Hace del ejercicio reflexivo una tarea gozosa. Sus "cortos" dejan espacio para la sorpresa, los finales inesperados, el ridículo, la burla y a veces el doble sentido. Estos ingredientes contribuyen a un resultado que acerca a otra filosofía, un saber que renuncia a lo convencional."  Y bueno, con todo eso están escritos los cuentos cortos de Hugo Gordillo, algunos de los cuales forman parte de Canción Contada.
Acá estamos Gabriel Rodríguez y yo,
momentos antes del inicio de Canción Contada.

La "chamba" que hicimos Gabriel y yo en Canción Contada, se resume en "arropar" los cuentos de Hugo con melodías que enfatizaran "el punto clave" de cada momento y y acompañar la narrativa de los cuentos con elementos que facilitaran al público, situarse "con todo" en lo que el cuento propone, lo que en realidad resultó ser una tarea muy "sabrosa".

Nos hemos reído durante el proceso de "armadura" de Canción Contada y también con el público, la noche de su presentación. Esta ha sido una experiencia muy rica, muy llena de elementos diversos, que nos dejó con ganas de repetirla... por eso tenemos la intención de presentarla nuevamente.

Tenemos grabado todo el audio de la presentación de Canción Contada (con todos nuestros aciertos y metidas de pata) y esperamos en breve tenerla en discos compactos para guardar la memoria y poder compartirla con quienes quieran también guardarla.

Acá un pequeño "tramo" de la presentación, el cuento "Calzones", en la parte de "los temas ligeros":


Estas son varias fotos de la presentación de Canción Contada:
La señora Sonia López, Directora de Casa Noj,
al momento de dar la bienvenida al público,
tomando una tasa de "ponche" igual que todo el público.

Momentos antes del inicio...
El inicio de Canción Contada

En el durante...

Parte del público, antes de empezar...
A "vista de hormiga"
Nelton presentando Canción Contada

Al final de la noche... Hugo Gordillo, Sonia López, Otoniel Mora y Gabriel Rodríguez

Gracias a la vida por esta oportunidad de experimentar, compartir y disfrutar de las posibilidades que nos dá la música, la poesía... el arte!  Salú! 

miércoles, 1 de mayo de 2013

¡Gabriel Rodríguez!

Gabriel en Los Kenchas,
con el "bombo  legüero"
y los "toyos",
dos instrumentos que
tocaba simultáneamente
Más o menos en el año 1990 conocí a Gabriel Rodríguez. Yo tenía 25 y él tendría 14 años, creo, aunque en realidad nunca me percaté de eso ni le puse atención al asunto de nuestras edades. 

¡Lo único que para mí contó fué que nos conocimos por la música!

Eso ocurrió cuando conocí a Los Kenchas, que eran ya en ese momento un grupo que interpretaba música andina. Los conocí porque nos encontramos en una velada del Centro Universitario de Occidente -CUNOC- cuando ellos actuaban allí (sin ser estudiantes universitarios aún, o quizá solo el hermano mayor de ellos y lo era: Edson Rodríguez), mientras yo tocaba en la misma velada con el Grupo Caudal (con Fernando Juárez, Henry López y Edgar Barrios "Silencio"). 

Unas semanas después, Caudal se desintegró y Fernando Juárez y yo pasamos a ser parte del Grupo Kenchas. De ahí en adelante he mantenido una relación cercana con Gabriel, que persiste hasta hoy, pero con muchos más ingredientes que en aquella época inicial de nuestra a mistad. 

Ahora que me doy cuenta soy 11 (o casi 12) años mayor que Gabriel. Pero lo que me interesa contar es algo de lo que ha ocurrido desde 1990 hasta hoy, casi 23 años después!

El Grupo Kenchas en el parque de Xela
Durante 10 años fuí parte del Grupo Kenchas y eso significó compartir intereses, esfuerzos, compromisos, tareas, penas, desilusiones, esperanzas, proyectos, sudores, miedos, alegrías, logros y todo lo que pasa con un grupo musical, con Edson Rodríguez, Danilo Rodríguez, Fernando Juárez, Kevin Escobar y Gabriel Rodríguez. 
Gabriel siempre fué el menor del grupo (aunque más adelante hubieron otros integrantes con los que yo no compartí mucho tiempo, por mi retiro del Grupo, más o menos en el año 2,000).

Recuerdo que yo tenía que arreglármelas para combinar mi trabajo con la creciente actividad que teníamos con el Grupo Kenchas. Producto de nuestra constancia empezamos a actuar fuera de Xela, empezando por la ciudad capital, donde actuamos en La Bodeguita del Centro, varias veces cuando aquel lugar estaba en su apogeo.  Luego alguna actuación en Chiapas, otra en El Salvador, y estuvimos a punto de actuar en el carnaval de Cancún (recibimos la visita de representantes del Gobierno local de ese lugar, preparamos los pasaportes, las cajas para el traslado de los instrumentos, etc.) y todo se frustró porque el "Efecto Tequila" afectó la economía mexicana en 1994. En fin... muchas cosas.

En esa época yo hacía trabajo como consultor en temas empresariales y organizativos, desde mi consultora CEFacilita (Consultoría Empresarial y Facilitación), teniendo una oficina en la misma casa en que estaba el estudio de Los Kenchas y Andes Producciones Audio-digitales (el estudio de grabación que instalamos). 
Acá estamos al final de un Taller de transferencia de Metodologías
Participativas para la educación, que Gabriel  y yo
(también Mynor Ralón), facilitamos para un grupo de
Técnicos Agrícolas en Panajachel, Sololá, en el 2011.
En una ocasión Margarita Chojolán, que trabaja conmigo en CEFacilita me contó que Gabriel le comentó algo así como "cuando sea grande quiero trabajar como Otto, en consultorías y en esos temas", cosa que a mí en realidad me gustó. Me gustó saber que lo que yo hacía resultaba interesante para Gabriel, que con el paso del tiempo resultó estudiando Economía (como yo) y luego estudiamos juntos la Maestría en Administración de Empresas, de manera que tenemos los mismo títulos universitarios. 
Con eso hecho, años después se dio también la posibilidad de que Gabriel trabajara conmigo en algunas consultorías y también el trabajo de tiempo completo en proyectos de desarrollo rural. 
No sé si todo eso fué bueno para Gabriel, no sé si está satisfecho con eso a estas alturas (porque no se lo pregunté nunca...) pero la realidad es que eso ha pasado.

En ese lado de nuestra relación  -la relación "profesional"- he podido conocer de Gabriel su profesionalismo, sus enormes capacidades para el manejo de recursos digitales para las artes gráficas, su talento en el diseño de materiales gráficos y publicitarios, su alto manejo en general de los modernos paquetes de computación (vídeo, fotografía, bases de datos, sistema de información geográfica, hojas de cálculo, etc.), de manera que creo que logramos hacer hacer equipo en muchas cosas. 

En la música por supuesto, tenemos una relación muy vieja y afín, que nos hace conocernos casi intuitivamente. Yo siento mucha confianza en lo musical cuando Gabriel toca conmigo. Pienso que a él le pasa lo mismo en el sentido contrario. Tendremos a estas alturas, después de Los Kenchas, unos 7 u 8 años de tocar juntos, con una frecuencia que en algunas épocas ha sido alta y en otras menos, de por ahí nació el nombre "Altibajos" con que me gusta llamar al grupo que toque conmigo en la actualidad.  Digo "que toque" porque no siempre son los mismos músicos, a excepción de Gabriel, que cuando hay grupo conmigo, siempre está él.

El músico con que más veces y mayor cantidad
de tiempo he tocado alguna vez, es Gabriel Rodríguez.
Siento que con Gabriel hemos crecido juntos en el camino de la música. Hay muchas cosas que han ocurrido al estar en algún escenario. Algún "descubrimiento" musical, algún "caer en la cuenta", algún desafío que se enfrenta y se supera, muchas "metidas de pata" que hacen que uno se de cuenta de cosas, etc. Tanto ha pasado que debo confesar aquí, que son realmente escasas las veces que ensayamos y estudiamos algunos temas musicales, generalmente todo ocurre en el escenario. Nuestro repertorio se amplía en el escenario, no en ensayos. Cuando hay algún tema nuevo que "montar", lo comentamos, cada quien estudia por su lado, lo probamos "en vivo", lo ajustamos "en vivo" y lo vamos "desarrollando en vivo". 
Cuando algún otro músico se integrará a "Altibajos", puntualmente o de manera "permanente", es cuando sobreviene la necesidad de estudiar juntos, y entonces casi las cosas dependen de quien llegue como nuevo integrante, pero generalmente las cosas fluyen con facilidad, si esa persona "se pone las pilas"!
Así somos la "versión" más simple, pero más estable de "Altibajos"
Gabriel al saxo!

Gabriel es identificado por quienes nos conocen, como percusionista. Esto porque su especialidad es tocar instrumentos como las congas, los bongoes, el cajón peruano o flamenco (que son muy similares), y otros instrumentos de percusión menor. Sin embargo, Gabriel se desarrolló también en otros instrumentos, como las zampoñas y los toyos (en Los Kenchas), el saxofón y la flauta trasversa, además de la batería (que aunque es un conjunto de instrumentos de percusión, requiere otras técnicas que no son las mismas que utiliza el percusionista). Digamos que a pesar de todos los instrumentos que puede tocar, la realidad es que Gabriel prefiere estar más "cerca de los cueros" (las percusiones!). 
En muchas ocasiones en que tocamos en la actualidad, Gabriel interpreta algunos temas con el saxofón y la flauta, además de hacer algunos coros en varias canciones.
Además, Gabriel es responsable de "la mezcla" del sonido cuando tocamos, es decir, es quien dirige y maneja los aparatos de amplificación para que "sonemos bien".

Esta es una grabación que hizo el Grupo Kenchas hace varios años, en que Gabriel interpreta "Blanca Palidez" (yo no participé en esa grabación), escúchela:
(El piano que se escucha en la grabación es interpretado por Danilo Rodríguez, hermano de Gabriel. Creo que la batería también fué grabada por Gabriel. Las kenas y zampoñas que se escuchan son de Edson Rodríguez y Alejandro Morales. El Bajo creo que es de Mario Morales).

Gabriel también compuso algunos temas dentro del Grupo Kenchas y personalmente participé en la grabación de "A lo Alto" que formó parte del disco "Escenario" (creo que en 1995). Esta es la grabación de ese tema:
Gabriel y yo hemos pasado por muchas experiencias musicales que quiero recordar a través de varias fotografías que aparecen más abajo, pero antes escuche esta presentación que hice de él, mientras nos preparábamos a cantar en algún lugar, para que usted lo pueda imaginar...
Altibajos tocando en el IGA de Xela (no me acuerdo cuándo...).
Están Gabriel Rodríguez en la batería, Estuardo Tomás en el bajo,
Juan Carlos Godínez en el saxo y la flauta, y yo con la guitarra y cantando.
En Casa Noj de Xela, quizá en el 2008

En Centro Comercial Las Américas de Xela. 2011
El Centro Comercial "La Pradera" de Xela, en el 2011.
Aparecen: René Morales al piano, Gabriel Rodríguez en la percusión y yo.
En TOBE, Panajachel, Sololá. 2012
Gabriel Rodríguez y su "set" de percusión.
A la batería!
Con las congas!
Jugando a ser guitarrista!
(la foto está distorsionada, por la distorsión
que Gabriel usó en la guitarra!)
Personalmente le digo "Chuby" y aunque no voy a contar ahora por qué, ese sobre-nombre que lleva Gabriel nos recuerda a los dos una de las etapas más intensas de nuestra vida como músicos. Hace una semana (el 25 de abril) cumplió años Gabriel y escribí todo esto como un Regalo de Cumpleaños. 

Salú Gabriel!
Hacéle ganas por que ya estas grande!

Como "apéndice" agrego aquí este pequeño video que encontré, sobre una actuación en la "Feria del Libro", en Quetzaltenango, hace algunos años. Estamos en los jardines del Teatro Municipal y se puede ver a Estuardo Tomás (en el bajo), Emanuel en la batería, Juan Carlos Godínez en la flauta, Gabriel Rodriguez en las congas y yo en la guitarra y cantando.

video