sábado, 23 de abril de 2016

Ronda Amorosa

Héctor Rodas en La Peña de los Altos, en febrero-marzo del 16
acompañado de una cerveza de Xela
Conocí a Héctor Rodas Andrade hace muchos años, por el final de la década de 1980 (eso es el siglo pasado!!).  
Bueno, digo "conocí" y creo que solamente supe de él, antes de conocerlo. 
Se sonaba que un poeta quetzalteco había tenido éxito en Madrid, España. Que luego en Chile, y después en México, y así... en varios países. No sé si eso ocurrió en esa época, solo estoy sumando los recuerdos que tengo de Héctor.  Tampoco sé si en ése orden. Solamente sé que por esas noticias fuí sabiendo de Héctor Rodas. 

Además de eso, puedo decir con nostalgia, pero con un cierto orgullo, que fuí amigo de su hermano Joaquín (Quincho Rodas), con quien estuvimos cerca, mientras estudiamos agronomía, en el Centro Universitario de Occidente -CUNOC- (allá por el 1984 y 1985). De hecho, fuimos candidatos a integrar la Asociación de Estudiantes de Agronomía, siendo parte de la Planilla MILPA (donde también participó mi amigo "Chaú" Guerra). 

El papá de Héctor Rodas fué mi catedrático de Estudios Sociales, durante mis estudios de educación básica en el INVO (Instituto Normal para Varones de Occidente, de Xela), entre 1978 y 1980. 

Posteriormente he coincido por razones de trabajo y he sido amigo de otro hermano de Héctor: Jordán Rodas, con quien algunas veces nos intercambiamos saludos...

Y bueno... al final de cuentas hay varias cosas que han posibilitado una "relación" entre Héctor Rodas y yo. Pero la que realmente nos ha acercado más que las otras, es la Poesía... el Arte. 

Siempre intenté conseguir los poemarios de Héctor para leer lo que escribía. Alguna vez lo logre. 
Recuerdo que uno de sus primeros trabajos publicados se llamó "Amorosidades" y que cuando las opciones de impresión y publicación se reducían a la imprenta y la tipografía, Héctor acudió a la Imprenta Nancy -que ha sido de mis suegros- y allí nos encontramos. Ese pequeño libro de poemas está "armado" letra por letra desde las manos mi suegro... jeje... qué coincidencias tiene la vida... 

Una de esas tardes en que Héctor estaba "entregando" varios de sus poemas "mecanografiados" a la imprenta, para que fueran reproducidos, nos encontramos allí. Yo era novio aún de Carolina (que después de 25 años es mi esposa y madre de mis 3 hijos). 
Tengo muy claro el recuerdo de haber comentado con Héctor un poema suyo que tenía una característica poco común en los poemas: repetía la misma línea, después de una cierta cantidad de versos (tristemente no recuerdo cuál era aquél poema!). Héctor me dijo: "Eso se llama Alteración". Y nuestra plática estuvo alrededor de que, las canciones se dan esa posibilidad, de repetir varias veces las mismas líneas, pero los poemas no. Por eso cuando eso sucede, eso se llama "alteración". Jeje... aprendí algo sobre la poesía aquel día...

Más adelante supe cómo Héctor estando en México tuvo la experiencia de que un grupo musical llamado "Alebrijes" (los Alebrijes son una especie de "duendes" hechos artesanalmente en México, que tiene formas grotescas y son pintados de colores muy chillantes, y que a mí "me asustaban"). Ese trabajo de musicalización estuvo basado precisamente en "Amorosidades", aquel libro que se imprimió en la Imprenta Nancy (de mis suegros). 

(Lo que sí comentamos algunas veces mi amigo Fernando Juárez y yo -con cierto descontento, y con un sentimiento de solidaridad hacia Héctor-), al conocer y escuchar la musicalización de "Amorosidades", fué el poco crédito que se dió a Héctor en ese trabajo, que conseguimos en "kct", que era la forma de distribución de la música en aquella época... en que no habían CD's, ni mp3, ni la nube con itunes, ni nada de eso...)

Más adelante he seguido enterándome de cuándo en cuándo de los logros y reconocimientos artísticos que ha obtenido Héctor. 

Alguna vez lo ví comentando algún nuevo libro de poesía durante la presentación "en sociedad" de algún trabajo, como en el caso en que Ligia García (escritora guatemalteca) presentó en Xela su libro "En lo Próspero y lo Adverso", mientras yo cantaba en esa misma presentación mi "Canción de Cuna para un Libro de Versos", dedicada a ese libro de Ligia. 


... y después de un tiempo tuvimos la ocasión de compartir el escenario de Casa No'j, cuando él me invitó a cantar acompañando la presentación de su libro "Conjuros de Amor y otros Embrujos" (Antología Personal de Héctor Rodas Andrade). Canté muy contento esa noche, acompañado de Gabriel Rodríguez (percusionista).
En ese libro antológico Héctor incluyó 14 poemas de su libro "Amorosidades". Uno de ellos es "Ronda Amorosa", que contiene precisamente una alteración... 

"Quedo, quedito... quedo" 

¿Será ese poema "Ronda Amorosa" aquel que motivó nuestra plática (allá por 1992) acerca de la "alteración" que algunos poemas "sufren" cuando se repite una de sus líneas? Eso me pregunté cuando abrí el libro que Héctor me regaló la noche del 14 de febrero del 2014, antes de empezar la lectura y el canto, frente a su público... nunca lo supe, ni se lo pregunté a Héctor (aunque debí hacerlo!).

Tampoco tengo ya un ejemplar de Amorosidades, para verificar si hay más de un poema con alteración. Pero todo eso no tiene más importancia que la emoción que sentí cuando me dí cuenta que Ronda Amorosa tenía "su propia" alteración! Me gusto mucho recordar todo eso... me emocionó. Me quedé prendido de aquel poema y marqué la hoja de libro para poderlo leerlo otras veces más.

En la presentación de "Conjuros Amorosos y otros Embrujos",
Héctor Rodas escuchaba un par de canciones y luego leía un par de poemas,
luego repetíamos "el ciclo". Era el 14-02-2014, estamos en la foto:
Héctor Rodas (a la izquierda), Gabriel Rodríguez (en la percusión) y yo, cantando.
Después de unos días de todo esto, cuando volví a la lectura de Ronda Amorosa, me vino la "necesidad" de musicalizarlo... especialmente porque el poema tiene una medida que encuadra "fácilmente" con alguna melodía (a diferencia de muchos versos libres...).
Además me parece que Ronda Amorosa contiene mucha ternura y es algo así como "una canción de cuna", pero para una mujer adulta, a quien se ama...

Este es "Ronda Amorosa" original, el que escribió Héctor Rodas (¿en 1992?):

RONDA AMOROSA
Héctor Rodas Andrade

Quedo, quedito quedo

En tanto duermes 
por entre el sueño
mi voz te acerco

Quedo, quedito quedo

A tus oídos
bajo tu pelo
digo te quiero

Quedo, quedito quedo

Llego a tus labios
por donde en ellos
subo hasta el cielo

Quedo, quedito quedo

Tu cuerpo suena en mi piel
con el peso de mi amor
sobre tu pecho

Quedo, quedito quedo

Y luego de las "otras" alteraciones que yo le hice para convertirlo en canción, esta es mi versión (de septiembre del 2014):

RONDA AMOROSA
Héctor Rodas Andrade - Otoniel Mora

Quedo, quedo, quedito
en tanto duermes 
mi voz te acerco

Quedo, quedo, quedito
y entre tu sueño 
te doy mi amor

Quedo, quedo, quedito
a tus oídos
bajo tu pelo

Quedo, quedo, quedito
sin que despiertes
digo te quiero


Llego a tus labios
cuando los beso subo hasta el cielo
y escucho de ellos
ése silencio de aceptación

Tu cuerpo canta
tu piel resuena y enciende tu corazón
desde tu pecho
levanta el vuelo el peso de nuestro amor


Quedo, quedo, quedito
cuando despiertas 
te doy un beso

Quedo, quedo, quedito
y así juntitos
te escucho a vos

Quedo, quedo, quedito
ya no hay silencio
pero bajito

Quedo, quedo, quedito
te lo repito:
te quiero a vos


"Le presenté" Ronda Amorosa hecho canción a Héctor, durante el Quinto Festival Nacional de Poesía del Club Casa los Altos, es decir, la canté ante el público, anunciando que era un poema de él, musicalizado por mi...      ...y me quedé con la duda (punzante) de si le había gustado...
Héctor guardaba silencio sobre eso... 

Cuando presentó "Conjuros de Amor y otros Embrujos" también canté un poema suyo musicalizado por mí (este fué "Colmenera", del mismo libro "Amorosidades") y nunca escuché un comentario suyo sobre la canción, aunque algunas veces, pasado el tiempo me pidió que la cantara en alguna ocasión.

Algo parecido parecía estar pasando ahora con "Ronda Amorosa", como que Héctor necesita tiempo para "procesar" el asunto... jeje! y ni modo. Hay razón para eso. Alguien "mete la mano" en una cosa hecha por uno, y entonces... uno tiene que reaccionar! claro! 

Bueno... recientemente estuvo Héctor en La Peña de los Altos, con su prima Gloria Prado (también amiga mía) y otros amigos, mientras yo cantaba, y de pronto...! me pidió que cantara Ronda Amorosa... así lo hice y felizmente quedó grabada... Esa es la grabación que puede escucharse siguiendo este enlace:

https://soundcloud.com/ltibajo/13-ronda-amorosa

Y aquí algunas fotos que testimonian la amistad que celebro con Héctor Rodas, gracias a la música y la poesía:  Salú Héctor!!! que vivan los poemas y las canciones!!!


Al final de la presentación de "Conjuros de amor y otros embrujos"
en febrero del 2014.
Gabriel Rodríguez (percusionista), Héctor Rodas y yo al centro.

Alguna noche de algún sábado en El Cuartito de Xela, Guatemala.

En La Peña de los Altos, en febrero-marzo del 2016.
Al fondo se ve cantando a Fernando Juárez.
A la mesa estamos, de izquierda a derecha:
Otoniel Mora, Héctor Rodas y Carlos López Luarca
(escritor, poeta y cuentista)