lunes, 27 de agosto de 2018

Devolvéme la calma!!


Hace algún tiempo, gracias a las redes sociales (tan llenas de virtudes, defectos y peligros), pero sobre todo, gracias a amigos y amigas salvadoreñas que he conocido en aquel país, supe de Otoniel Guevara. Supe de él como un escritor, un poeta comprometido con las causas sociales, con la historia de su país y con el amor a la vida.


Con eso poco que he sabido de él y con unos pocos de sus poemas leídos en buena compañía, fuí entendiendo el sentido de lo que escribe y fuí también albergando la posibilidad de que alguna vez, algunos versos suyos, algún poema suyo, se encontrara con alguna melodía y una armonía lograda por mí, y se combinaran para ser juntos una canción.

Esas cosas se pueden planificar y trabajar deliberadamente, por supuesto. Así se logran resultados hermosos. 
Pero esas cosas también pueden ocurrir de forma fortuita... 

Para mí -que soy de los que no planifican- encontrarme de repente con esa fortuna, es una de las mayores alegrías!

Eso me pasó recientemente. 
De una de las voces que yo más quiero, escuché el poema "Desamor":
El texto me provocó inmediatamente. Eso no significa que empezó a sonar una melodía en mi mente. Sino que quiere decir que me dí cuenta que ese poema contenía una canción! Entonces intenté con la primera tonada que pude lograr y sonó... el primer versó, sonó!

Lo demás fué un esfuerzo lindo, porque yo no estaba solo. La música se había hecho presente y ahora se trataba de un dulce desafío: Lograr una canción que le gustara a mi tocayo Otoniel Guevara. Y repito... ya yo no estaba solo!

Cuando se me presentó la próxima oportunidad de cantar en público, aproveché para cantar "mi nueva canción": Devolvéme la Calma. Lo que sigue es la grabación del "estreno", escúchela.



Es lindo cuando la canción no es resultado de un solo autor. Cuando es producto de más de una persona, la canción contiene "magia", porque se trata de algo que resulta de una combinación de energías, de miradas, de pensamientos, de luces, de necesidades, de sabores, etc.

Mandé esa primera grabación a Otoniel Guevara, sin saber cuál sería su reacción...   después de un primer intento para que "pasara" por el internet la grabación, me llegó su respuesta, que dejé inmortalizada en el sonido que sigue:



Y bueno, lo que conté la primera vez que canté la canción, sobre las cosas que tenemos en común, además del nombre tiene algunos detalles más:
  •        Los dos nacimos en la década de los 60's (Otoniel Guevara en 1967 y Otoniel Mora en 1965)
  •        La mamá de él se llama Hilda y la mía también.
  •        Los dos estudiamos agronomía y ninguno de los dos terminó esa (digna) profesión.
  •        (Otoniel Guevara es Periodista y Gestor Publicitario y Cultural. Otoniel Mora es Economista)
  •        Otoniel Guevara nació en Quezaltepeque y Otoniel Mora vive en Quetzaltenango. 
Esta canción encierra muchas cosas que me provocan alegría, aunque sea una canción de desamor, porque es muy especial para mí, haber musicalizado a un escritor "grandote" como Otoniel Guevara, aunque fuera en un pequeño poema. Además, las circunstancias en que esto ha ocurrido son para mí muy importantes. 


Acá algunos datos más de Otoniel, a manera de reconocimiento a su trayectoria (y agrego que El Salvador es un país muy querido por mí): 
     
"Otoniel Guevara es un escritor salvadoreño nacido en 1967 en el distrito que recibe el nombre de Quezaltepeque. Publicó su primera obra en 1984 y cultiva diversos géneros literarios, aunque se destaca como periodista y poeta. Ha sido merecedor de importantes galardones de prestigio nacional, como el Roque Dalton y el Juventud Literaria; además ha participado en eventos internacionales como el Festival Internacional de Poesía de Medellín, y representando a su tierra en varios países de América.

Otoniel Guevara
Entre sus obras se deben mencionar "El Solar", "Lo que ando" y "Cuaderno deshojado", algunas de las cuales fueron traducidas a otros idiomas. Además muchas de sus creaciones han sido escogidas para compartir antología con otros importantes poetas latinoamericanos. De su participación del mundo periodístico puede destacarse su trabajo como director de las revistas Alkimia, Solopoesía y Metáfora; en la actualidad colabora como supervisor en el Suplemento Cultural Tres Mil de Diario CoLatino.

En su obra puede notarse un estilo directo (aunque no por eso carente de recursos literarios), siempre preciso y elocuente. Es posible disfrutar de una gran variedad de poemas de su autoría, como estos "Intentaba deshacerme", "No apto para turistas" y "Que suerte que tu falda sólo tapa tu sexo".


La suerte quiso que la versión más reciente de "Devolvéme la Calma" contara con la flauta de Fernando Juárez, con quien la cantamos en La Peña de los Altos, de Xela (Quetzaltenango) donde vivo. Acá está.

2 comentarios: